Viento Sur

Una presencia
de océano
se instaló
en el aire.

Las flores liberaron
sus pétalos
y los árboles
hicieron una suelta
masiva de hojas.

¡Quiero ganarle a esa pluma!
Gritó alegre un barrilete.

El cielo emocionado
no sabía si vestirse
de celeste quietud
o de un celeste atrevido
que sonrojara al sol.

¡Volaré hasta esa nube!
Le dijo un gorrioncito a su mamá.

Ay, la nube,
pobrecita.
Corrió lejos
muy lejos
buscando
otros cielos
más grises.

Llegaste
Viento Sur.

Al fin llegaste
para llevarte
todas mis penas
con tu fuerza
de océano
cóndor
y cordillera.

Alejandra Moglia

About these ads