Zamba se encuentra con Javier Villafañe

En este capítulo del programa La asombrosa excursión de Zamba que se trasmite por Pakapaka -el canal infantil del Ministerio de Educación- Zamba se encuentra, gracias a la bibliotecaria de la Biblioteca Popular de Clorinda, con Javier Villafañe, uno de los autores más importantes en la historia de la LIJ argentina y latinoamericana, y junto a él y Maese Trotamundos visitará a Don Juan el Zorro, Atahualpa Yupanqui, Julio Cortázar y el sapo.

Javier Villafañe

En qué país estará Javier Villafañe, tanto que le gustaba viajar. En qué esquina de la tierra se asomarán sus títeres y sus cuentos para seguir peleando por un mundo mejor, para resistir con la poesía de sus manos de mago y de sus palabras de fuego.

No es igual este país sin Javier Villafañe. Algo está faltando, alguna lenta palabra pronunciada a medianoche para espantar la furia, algún poema que se ría de las tonteras de este mundo, alguna manera de saber vivir a contrapelo.

Gustavo Roldán

Yo soy un grillo que tengo
para esa pobre cautiva,
una canción que la acuna
hasta dejarla dormida.
Le cantaba por la noche
y esperaba por el día
a que pase el Caballero
tan valiente en valentía.
¡Suba por este camino!
Salve a la niña cautiva!

Javier Villafañe, El Caballero de la Mano de Fuego

Hace 102 años nacía en Buenos Aires Javier Villafañe. Escritor, poeta, titiritero.

Comenzó con su profesión  desde muy pequeño. Su carreta y teatro ambulante se llamaba La Andariega, y con ella recorrió no sólo Argentina sino también muchos países de Latinoamérica y diversos lugares del mundo en donde llevó su arte, talento y magia.

En 1967 tuvo que radicarse en Venezuela debido a que su libro Don Juan el Zorro fue censurado por la dictadura de Onganía. En ese país fundó un Taller de Títeres y, posteriormente, en 1978–con el auspicio del gobierno venezolano- recorrió con su teatro ambulante el camino de Don Quijote a través de la Mancha. En1980 se instaló en España y regresó a la Argentina en 1984.

Su primera función de títeres la dio junto a Juan Pedro Ramos en un baldío del barrio del Belgrano, el 22 de octubre de 1935. Los títeres que presentaron en esa oportunidad contaron con el aporte de artistas como Emilio Pettorutti, Raúl Soldi, y Norah Borges, entre otros.

Entre sus muchos libros para niños están Los sueños del sapo, Historias de pájaros, Cuentos y títeres, El hombre que quería adivinarle la edad al diablo, El Gallo Pinto, y Maese Trotamundos por el camino de Don Quijote.  

También ha publicado libros para adultos como Teatro de títeres, El gran paraguas, La maleta, Atá el hilo y comenzá de nuevo, Los ancianos y las apuestas, Historiacuentopoema, entre  otros.

Fue premiado en numerosas oportunidades a lo largo de toda su trayectoria. Su primer galardón fue el Premio Municipal de Poesía otorgado por la  Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires en 1934. Su último premio lo recibió en 1991: ALIJA le otorgóla Mención extraordinaria por su aporte a la literatura infantil argentina.

Javier Villafañe decía:

Yo les robo cosas a los chicos. Aunque en realidad no debería decir robar, porque las cosas no tienen dueño. ¿Acaso la palabra no anda en el aire y es de todos?  (En: Pablo Medina, Javier Villafañe, Antología. Obra y recopilaciones, Sudamericana, 1990)

Javier Villafañe falleció en Buenos Aires el 1º de abril de 1996.

Ediciones Colihue entrega, cada año, el Premio Pregonero. La distinción que reciben los premiados es una reproducción de La Andariega, la carreta de Javier Villafañe.

 Como dice Laura Devetach

Javieres habrá muchos. Pero un Javier como el que vive en Buenos Aires, en la casa de Almagro, hay uno solo .

Gustavo Roldán se pregunta “en qué país estará Javier Villafañe“. No lo sabemos, sí sabemos cómo se lo extraña y también sabemos que está en el arte y pasión de cada titiritero argentino, en los ojos de asombro de los chicos cuando disfrutan de sus obras, en la voz de las abuelas cuentacuentos y los narradores. Está en sus sucesores, sus alumnos, sus discípulos. En nuestros corazones,  en la poesía, en el olor a madera, a pintura, a teatro, a libros. En las valijas que llevan magia, para dispersarla por el mundo.

Si por alguna razón, algún desprevenido se olvida que la magia existe y se resiste a la poesía, a los títeres, a la fantasía le diría que cuando camine por la calle, por su barrio,  pasee por el parque, visite  la Feria del Libro o entre quizás en alguna librería, agudice todos sus sentidos interiores. Allí donde se ven las estrellas con un brillo que no es de este mundo y comienza a escucharse la musiquita de la infancia, justo allí donde nacen los colores, los sueños y la poesía,  se presiente a un señor con barba blanca, cara de bueno y mameluco azul. Allí está su magia espantando la furia, encendiendo en nosotros, con amor y pasión, la palabra. ◘Alejandra Moglia

Nací en un teatro y viví en un teatro. La casa dentro del teatro tenía una biblioteca, un escritorio, un taller de pintura y una cocina. Un clima renacentista unía todos los oficios, el arte, la vida y la política. Los títeres, la poesía, formaban parte del trabajo cotidiano. Se construían objetos, se escribía, se inventaba. El arte iba a transformar el mundo, por eso había que prepararse para el gran desembarco. Se estimulaba siempre la renovación estética, pero fundamentalmente se pensaba en un nuevo tipo de artista. (…) Hoy quedan como inamovibles para mí el encuentro cercano de la infancia y la poética de los cuerpos. En esos encuentros el amor ya no nos defrauda. El ritual sigue en cada presente necesario, los títeres siguen siendo ese presente necesario. El tiempo utópico pensado todavía no ha llegado. El giro cultural de la época es sólo un descanso ante la historia, pero no contra la historia. Los artistas, los poetas y los titiriteros continúan con sus viajes y sus mapas. Nos seguimos preparando para el gran desembarco.

Juancho Villafañe. En: Una casa dentro del teatroPágina/12

Recursos de información sobre Javier Villafañe

  • Devetach, Laura. La casa de Javier. Buenos Aires: Colihue, 1990
  • Medina, Pablo. Javier Villafañe. Antología: obra y recopilaciones. Buenos Aires: Sudamericana, 1990
  • Medina, Pablo. Teatro de títeres. Breve antología de escritores argentinos. Buenos Aires: Ediciones pedagógicas, 1986