Dos poemas de Pedro Villar musicalizados por Antonio Selfa

Los poemas aquí compartidos forman parte del libro “El bosque de mi abecedario“, de Pedro Villar (textos) y Miguel Catalayud (ilustraciones), editado por Diálogo Infantil y publicado en 2003 y 2008. Este año Antonio Selfa los ha musicalizado.

¡A pisar los charcos!

A pisar los charcos 
a tocar el cielo, 
a mirar las nubes 
dentro de un espejo.

Vamos muy deprisa 
hay agua en la calle, 
a pisar los charcos 
que no falte nadie.

Bailan las estrellas 
en el firmamento, 
reflejo en el agua, 
corazón abierto.

Pedro Villar

Voz: Antonio Selfa

Vocales

A de la mar, 
E del ayer, 
I del jazmín, 
O del amor, 
U del azul.

La a flota en el agua 
que acuna el mar. 
La e vive en los sueños, 
en la espuma y la pared. 
La i tiene una isla 
donde vive feliz. 
La o se moja en el río, 
se oculta bajo la flor; 
Y la u duerme en la ducha, 
el humo y el avestruz.

Pedro Villar 

Voces: Antonio y Violeta Selfa

VER: Canciones para el bosque de mi abecedario. En: Cuaderno de Apuntes.

Tres veces tres la mar, de Pedro Villar y Leonor Pérez – El Naranjo

Cuando el silencio
tuvo el tamaño de mi voz
recogí una a una las palabras,
de entre sus labios
nacieron versos como nubes.

Pedro Villar, en Tres veces tres la mar

Imagen en: Cuaderno de Apuntes, blog de Pedro Villar

En lo personal, siempre me ha resultado difícil encontrar las palabras que expresen lo que siento al leer un libro y más aún si se trata de poesía.

En el caso de este libro de Pedro Villar y Leonor Pérez la dificultad es mayor porque Tres veces tres la mar, publicado en una edición muy bella y cuidada por la editorial mexicana El Naranjo, es un libro profundo y bello.

La poesía de Pedro Villar tiene la transparencia del agua,  el juego que hace con las palabras están impregnados de la música más bella, al igual que los dibujos de Leonor Pérez en los cuales desde esa misma transparencia y sutileza de los colores aparecen hojas escritas de libros en el aire, en la arena, en el mar, en las casas: los libros, la palabra, el arte, la poesía están en cada detalle, en la naturaleza, en cada uno de nosotros y nos envuelven, llenándonos de tinta y color .

En este libro está la infancia, su belleza y melancolía.  Pero también está la voz del viento y todas las voces del mar, sus pájaros, sus olas, sus peces, sus colores, sus barcos, su música, y, también, sus poetas. Ellos están allí, los he escuchado, los he sentido en mí. En sus hojas vibran Alberti, Guillén, Neruda. En el libro está la voz  de los antecesores y de ese mar  que resume en sí la creación, que es voz poética,  voz que nos une y nos lleva a mundos maravillosos, de ese mar que es comunión y libertad.

Pedro Villar nació en Almansa, España, conoció el mar de niño y ahora esa voz de niño y el mar tiemblan en su voz. Leonor Pérez nació en Santiago de Chile y la cordillera vestida de nieve fue su compañera desde la ventana. El aprendió a hablar desde la poesía de la palabra escrita, ella desde la poesía de los colores. Ambos aprendieron a hablar desde la libertad y el vuelo. ◘Alejandra Moglia.

VER

Tres veces tres la mar, de Pedro Villar y Leonor Pérez, por María García Esperón

Comparto la hermosa reseña que hizo María García Esperón del libro Tres veces tres la mar, de Pedro Villar y Leonor Pérez, editado por El Naranjo.

Imagen en: Cuaderno de Apuntes, blog de Pedro Villar

Tres veces tres la mar
Pedro Villar
Il. Leonor Pérez
Ediciones El Naranjo.
México, 2012

La poesía del español Pedro Villar es fresca, honda, como un abrazo de mar, juguetona como una ola.
La ilustración de la chilena Leonor Pérez es suave y melancólica, envolvente como la niebla.
Tres veces tres la mar, el libro en el que se han encontrado estas dos entonaciones de la belleza tiene una sola patria: el corazón de la infancia.

El hombre, dijo Kierkegaard, sería metafísicamente grande si el niño lo dominara. Pedro Villar tiene esta capacidad, en su ser de poeta rige su ser de niño, un niño infinito de rumores y de imágenes que encuentra su espejo en la inmensidad del mar. Este sobrio poeta castellano, soñador de romanceros y quijotes despliega su mirada de los seis años, en que sus padres lo llevaron a ver el mar, en versos que nos entregan la raíz del asombro, la voz encerrada en el infinito de la caracola:

Rumores en el agua.
infancia, infancia,
cerré los ojos,
busqué la voz,
hundí mis manos
de sal y playa,
y entre las olas
nacieron las palabras.

Aquí nacer, en este libro apaisado de azules, en estas marineras pinceladas de Leonor, en los rostros de estos niños hechizados de azul, en el ritmo de los caballitos de mar mecidos por las corrientes tibias de todos los orígenes, en esta poesía y en esta infancia, en estas imágenes y en esta sonrisa suave que se nos dibuja al hojear y al leer, al convertirnos en pez y en rumor, en gaviota y en barco.

Que huele a brea, que huele a sal, a vacación y a marea, tres veces tres con Pedro y con Leonor, para llegar al fin con el delfín, al inicio con la pregunta que vara Pedro en la arena de Leonor, que embarca Leonor en la palabra de Pedro:

¿Qué hay en mí si no tengo aves, ni pájaros
ni luciérnagas, ni peces ni el eco de las caracolas?

Un libro para niños como este que trasciende inocencia plena, que descubre  “el silencio en los labios de la mar”, (¡que puede mirarle a la mar los labios!), nos lleva de la mano a nuestro propio infinito ser, a nuestra propia metafísica grandeza. A ese tiempo de los orígenes, donde no es la mar, sino dondeera la mar, melodía prodigiosa en su sencillez, don supremo de poeta:

Era de niño
de niño era
era la mar

Tres veces tres la mar acaba de llegar a la playa de nuestros sueños. Nos desemboca a un mar de belleza, nos entrega a los paisajes del estado pleno. Nos restituye a nuestros propios cielos y nos da derecho sobre el azul del mar, que nos pone en las puntas de los dedos.

La mexicana Ediciones El Naranjo ha conjuntado a un gran poeta español, de palabra honrada y necesaria como el pan de su tierra,  con una gran ilustradora chilena que de niña adiestró el vuelo de sus ojos sobre la cordillera de los Andes. El resultado es un libro excepcional en forma y fondo. Afortunados quienes puedan tenerlo entre las manos.

María García Esperón

Sale en México Tres veces tres la mar, de Pedro Villar y Leonor Pérez – Novedad de El Naranjo

 Buscaba su sombra un pez
en el reflejo del agua
cuando el sol se fue a esconder
perdió toda la esperanza.

Pedro Villar

Falta muy poco para que el libro de poemas Tres veces tres la mar, escrito por Pedro Villar e ilustrado por Leonor Pérez se distribuya en México. El mismo ha sido editado por El Naranjo.

En: Cuaderno de apuntes

El pastor de nubes, de Pedro Villar y Miguel Ángel Díez

Escribo para recomponerme, para encontrarme, para responder preguntas que no tienen respuesta, para no sentir el frío de la noche, para vivir las historias que sueño o me sueñan.

Pedro Villar

En una entrevista que tuve la oportunidad de hacer en octubre de 2010, Pedro Villar dijo:

El germen de la lectura nace a partir de las historias que me contaba mi abuelo Pedro y las canciones y coplas populares que escuchaba a mi madre cuando vi que los libros traían también cuentos, canciones, adivinanzas, poemas populares como los que me contaron y cantaron.

Y, más adelante, señaló:

Escribir con toda la libertad que nos ofrece la palabra.

La historia de este relato poético gira en torno a Nino, un niño pastor que soñaba conocer el mar y ser pastor de nubes. A pesar de las diferencias con su papá, para quién las palabras se las llevaba el viento, Nino buscaba en la naturaleza las palabras escondidas en los murmullos del bosque, en los silbidos del viento, en el canto de los pájaros, encontrando así palabras sueltas, palabras del fuego, del aire, del agua y de la tierra. Sin embargo, todo cambia cuando se encuentra con un contador de historias quien le enseñará a recoger las leyendas perdidas, las canciones del valle, las historias solitarias, a descubrir la esencia del vuelo y los sueños.

En el Pastor de nubes, Pedro Villar ha escrito con toda la libertad, la belleza, la sensibilidad y la diversidad que ofrece la palabra, con toda la riqueza del lenguaje. 

Es un bello y profundo tributo a la oralidad, a cada uno de los narradores que nos han despertado a la literatura, a la lectura y su magia, un tributo a su infancia, a su mamá y a su abuelo Pedro.

El relato es una defensa de los sueños y del valor que tiene la palabra en nuestras vidas y en nuestra historia personal y colectiva, y también de la poesía porque quien lea El pastor de nubes, encontrará junto a Nino, poesía y canto en todo lo que nos rodea y nos habita y, también, mucha ternura.

Miguel Ángel Díez es el otro autor de esta historia quien la relata a través de sus ilustraciones cuyo sello personal tan característico las hace únicas y maravillosas, y al igual que el texto, también llenas de ternura, magia y belleza. El predominio de los tonos azules en contraste con los marrones y verdes le dan el marco onírico a la historia, ese marco en el cual el lector puede lanzarse al vuelo y a la búsqueda de historias escondidas en total libertad. Algunas de estas ilustraciones pueden verse en el blog de Kalandraka.

El libro ha sido publicado recientemente en la colección Siete Leguas de Kalandraka, editorial que se caracteriza por tener ediciones muy cuidadas, de gran belleza y calidad literaria. El pastor de nubes es un libro para soñar.◘ Alejandra Moglia

Ver también:

 

El pastor de nubes, de Pedro Villar Sánchez y Miguel Ángel Díez – Novedad de Kalandraka

Sobre todo disfrutaba con las palabras de la lluvia. Cada gota era un regalo secreto que las nubes dejaban a su paso ofreciéndole una música diferente al golpear las piedras, los tejados o las hojas de los árboles. Jugaba entonces a distinguir e inventar palabras, a recogerlas en su cuaderno y a imaginar la historia que le traía una tormenta, el viento húmedo del mar o las golondrinas. 

Pedro Villar 

Kalandraka presenta un nuevo libro dentro de la colección Siete Leguas. Se trata de El pastor de nubes, con textos de Pedro Villar e ilustraciones de Miguel Ángel Díez

“El pastor de nubes” es una entrañable historia de crecimiento emocional, de aprendizaje y tolerancia; una defensa de la memoria y los sueños; la reivindicación de la palabra como el don más preciado que podemos poseer y entregar; y un homenaje literario a los narradores que dejaron el eco de su voz y su huella itinerante en cada pueblo, en cada plaza.

Pedro Villar hace un hábil ejercicio de arquitectura literaria con un texto que destaca por su belleza, sensibilidad y riqueza léxica. A través de los efectos en las nubes, las vestimentas y el simbolismo de las figuras de papel, las ilustraciones de Miguel Ángel Díez envuelven la lectura de una atmósfera mágica y onírica, con el paisaje y los elementos desempeñando un merecido protagonismo.

Kalandraka

FUENTE

El pastor de nubes, de Pedro Villar & Miguel Ángel Díez. En: Blog de Kalandraka


Tres veces tres la mar, nuevo libro de poemas para chicos de Pedro Villar


Tres veces tres la mar
,  es el nuevo libro de poesía para chicos de Pedro Villar y la ilustradora Leonor Pérez.
-
El libro, editado por El Naranjo, estará disponible en España entre los meses de febrero y marzo. Actualmente está siendo presentado entre las novedades editoriales, en la FIL de Guadalajara.
-
Pedro Villar compartió algunos de los poemas de su nuevo libro con los chicos y docentes del colegio Jules Verne de México D.F por medio de una videoconferencia.
-
-
El libro habla de la magia del mar, de todos sus secretos y misterios, de sus habitantes.
-
Más información en:
-