Seminario de literatura infantil “Leer, cantar y jugar en la Primera Infancia”, a cargo de Lidia Blanco

ORGANIZACIÓN LA NUBE

DIRECTOR: SEÑOR PABLO MEDINA

 SEMINARIO DE LITERATURA INFANTIL.

 Primer Cuatrimestre 2016

 “Leer, cantar y jugar en la Primera Infancia”

 

PROFESORA:

Lidia Blanco

CRONOGRAMA:

 Jueves, desde el 7 de abril al  23 de junio

De 18 A 21 horas.

DESTINATARIOS:

TODOS LOS INTERESADOS EN LIBROS PARA LA PRIMERA INFANCIA.

DOCENTES, BIBLIOTECARIOS,  ESCRITORES, ILUSTRADORES, PROFESIONALES VINCULADOS CON LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA DE NIÑOS Y NIÑAS.

TRABAJADORES Y ALFABETIZADORES EN BARRIOS CARENCIADOS Y MARGINALES.

NO SE REQUIEREN SABERES PREVIOS.

 

INSCRIPCIÓN E INFORMES:

ORGANIZACIÓN LA NUBE

Jorge Newbery 3537    CABA

TE.4552-4080

 

PROPUESTA

 FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA DEL SEMINARIO

La literatura ofrece a los niños una mirada diferente del mundo, de la cultura, de los afectos, de la historia. Por eso es importante construir en ellos el hábito de la lectura de cuentos, novelas, poesías, para que puedan mirar más allá de su cotidianeidad, para que puedan pensar y sentir de otra manera. El espacio de ficción que presenta un cuento, ofrece a los niños un pasaje hacia lo desconocido, que seguramente representará una confrontación con su realidad, su manera de comportarse, y también le otorgará herramientas intelectuales para observar el mundo adulto de una manera reflexiva y crítica.

La autonomía no es una conducta, es una construcción interna, que una vez instalada funcionará para siempre como posibilidad de ser un sujeto libre, en cada situación de tomar decisiones en la vida. La ficción sostenida en la buena literatura, la que está escrita por verdaderos artesanos de la palabra, edifica en el lector infantil la utopía de la convivencia saludable, del amor como pasaporte para la felicidad, y la justicia como búsqueda permanente de las sociedades humanas.

Estos objetivos relacionados con la lectura de literatura, nos remiten inevitablemente a la selección, a los criterios que se tendrán en cuenta a la hora de equipar las bibliotecas. Si acordamos con este rol fundacional de la identidad humana en la lectura, elegir libros es una tarea de gran responsabilidad que requiere una capacitación, una formación, y una práctica de lectura intensa y genuina.

Resulta imprescindible la frecuentación de libros de literatura para aprender a encontrar buenos libros de literatura. De modo que el personal directivo y los docentes de nuestras escuelas necesitan fortalecer, a veces recuperar, el hábito de leer literatura. La ausencia de libros en la vida del docente, lo empobrece culturalmente y no le permite desarrollar una práctica estimuladora de la lectura en los niños. La lectura es la única garantía de construir en el docente, lentes capaces de detectar los buenos libros.

El encuentro entre niños y libros requiere un espacio confortable, atractivo: la Biblioteca. Allí los esperarán bellos libros, novedosos, bien ilustrados, con letras grandes, con fantasías movilizadoras. Y nacerá una relación, una amistad sólida, que durará por siempre, porque lo que sucede en los primeros años, atraviesa al ser humano toda la vida. Y de eso se trata. Invitar a los niños a vivir la Aventura de Leer, no sólo para entretenerlos, sino fundamentalmente para construir una ética y una estética frente al mundo de hoy.

El vínculo de la infancia con los libros debe comenzar en los primeros meses de vida. La oferta editorial es amplia: libros de tela, de plástico, libros sonoros, libros juguete. La mayoría de estos libros está diseñada para la manipulación de los más pequeños, que pueden aprender a leer imágenes, reconocer personajes, descifrar sencillas narraciones. En un tiempo previamente planificado, todos los niños y niñas que asisten al Jardín Maternal deben tener acceso a estos libros, comprados en librerías, o bien confeccionados artesanalmente por docentes y/o familiares.

También nos proponemos incluir en el proyecto Biblioteca del Jardín a las familias, en muchos casos atormentadas por la desocupación, la desprotección de la salud, la falta de medios para proveer a sus hijos de una buena alimentación. Sabemos que los libros no suplirán estas carencias, pero la reflexión, la construcción de un pensamiento crítico, puede ser una llave para abrir nuevas puertas que los acerquen a otras formas de calidad de vida. La escuela es hoy un instrumento político de desarrollo social, que nos involucra a todos los educadores, es en la escuela donde niños y padres deben encontrar una saludable mirada sobre el país, y el desafío de asumir responsablemente su lugar de ciudadanía, cualquiera sea su origen y etnia.

OBJETIVOS Y PROPÓSITOS

  •  Explorar las nuevas ofertas de literatura para niños de 0 a 5 años.
  • Permitir y estimular el placer de leer aquellos libros que conmueven, abren el espíritu y estimulan la comunicación con los Otros.
  • Incluir en el Proyecto Institucional algunas propuestas de actualización en el abordaje del área Literatura Infantil.
  • Estimular la confianza en la utilidad de la Biblioteca como instrumento esencial para la formación de un niño lector y productor eficaz de textos.
  • Formular hipótesis tendientes a mejorar la calidad de la comunicación entre el adulto y el niño en la construcción del vínculo con los libros, procurando la eliminación del autoritarismo y favoreciendo la autonomía.

III. CONTENIDOS

La selección del material

Criterios de selección. Aspectos estéticos, pedagógicos y éticos que se deben tener en cuenta. Lo que es verdadera literatura y cómo reconocerla. Valoración de la literatura como forma de expresión artística del lenguaje humano. ¿Todos los libros de literatura son para todos los niños? Descubrir los códigos pedagógicos adecuados para cada etapa evolutiva. La ideología en el texto infantil. Roles sociales en la ficción. La concepción de infancia presente en el texto. Libros para aprender a defender nuestros derechos. Estimulación a la creatividad en el grupo de niños. El buen libro de literatura como espejo para la construcción de hipótesis del discurso por parte del grupo.

La estimulación temprana con libros y canciones

Canciones de cuna. Su milenario origen. Las recopilaciones más famosas. Federico García Lorca y sus textos recogidos en el sur de España. La tradición latinoamericana. Canciones de cuna autorales. ¿Canciones para dormir o para compartir una melodía? Función emotiva del cantar de cuna.  Construcción de vínculos íntimos con el bebé. Selección de nanas. Armado del  repertorio grabado para permitir su audición en las salas. Participación de las familias de los niños en la recuperación de canciones de cuna provenientes de sus fuentes originales.

La iniciación en la lectura de los bebés. Propuesta de libros en diferentes momentos de su desarrollo. Libros de imágenes de objetos conocidos. Los primeros relatos de estructura sencilla. Libros de tela, de plástico, de  cartón. La importancia del color y del diseño para seducir al pequeño lector.

Fabricación artesanal de libros de tela para los más pequeños. Actitudes del bebé ante el libro: el contacto visual y el manoseo exploratorio. El desarrollo de la autonomía en un recorrido didáctico planificado.

Aprendemos a conocer y a querer a los escritores de literatura.

El niño se familiariza con sus nombres representativos de la LIJ argentina.: Laura Devetach. Graciela Montes. Graciela Cabal. Gustavo Roldán. Elsa Borneman. Canela. María Cristina Ramos. María Elena Walsh. Esteban Valentino. Javier Villafañe.

¿Quiénes son y qué escribieron para los chicos?

El conocimiento de libros de literatura es un instrumento adecuado para la enseñanza de conceptos básicos sobre la literatura como forma de expresión artística. Géneros literarios: cuento; novela; poesía; títeres; teatro. Diferenciación del mundo real y del mundo imaginario. El valor de la imagen en el libro infantil actual. Libros de imágenes sin texto, ¿son libros de literatur

El lugar dónde viven los libros: la Biblioteca

La Biblioteca Áulica: un lugar de encuentro y de trabajo. Reconocemos los libros y los clasificamos por su discurso, su formato, su diseño, sus colores. Libros de información. Libros de literatura. Revistas. Folletos. Ordenamiento para encontrar los libros: códigos acordados con los niños. Actividades en la Biblioteca. Lectura y narración. Interpretación de libros de imágenes. Visita de un autor o ilustrador.

La Biblioteca sale a la comunidad. ¿Se pueden llevar los libros a casa? El sistema de préstamo domiciliario. Tareas con el grupo familiar. Participación de los padres en el movimiento de libros en la comunidad barrial. Redes con bibliotecas del barrio, sociedades de fomento, librerías, etc.

La lectura en los espacios comunitarios y centros de atención de infancias vulneradas. Lectura en centros de atención de la salud. Club de Lectores a partir de emergentes voluntarios.

BIBLIOGRAFÍA

  • Bajtin, M. “Estética de la creación verbal”. Méjico. Siglo XXI. 1981.
  • Barkes, R, y Escarpit, R. “El deseo de leer”.  Península.  Barcelona. 1975.
  • Benjamin, Walter.  “Escritos. La literatura infantil, los niños y los jóvenes”.  Ediciones Nueva Visión. 1989.
  • Blanco, Lidia. “Leer con placer en la Primera Infancia”. Novedades Educativas. 2005.
  • Carli, Sandra. “La memoria de la infancia. Estudios sobre historia, cultura y sociedad”. Paidós.2011.
  • Carli, Sandra. Compiladora. “La cuestión de la infancia. Entre la escuela, la calle y el shopping”. Paidós.2006
  • Castronovo, Adela/Martignoni, Alicia. “Caminos hacia el libro”. Ediciones Colihue. 1994.
  • Devetach, Laura. “Oficio de Palabrera”. Editorial Comunicarte. 2011; “La construcción del camino lector”.Editorial Comunicarte. 2008.
  • Ferreiro, Emilia. “La formación del lector”. Texto presentado en la Feria Internacional del Libro. Guadalajara. Noviembre.1990.
  • Gerstenhaber, Claudia. “Las necesidades emocionales de los más pequeños”. Novedades Educativas. 2004.
  • Giberti, Eva y Otros. “Vínculo temprano, juego, aprendizaje y creatividad”.Novedades Educativas. 2003.
  • Gloria Inostroza de Celis-Jossette Jolibert.”Aprender a formar niños productores de textos”. Dolmen. Chile.1995
  • Held, J. “Los niños y la literatura fantástica”. Paidós. 1981.
  • Jakobson, R. “Lingüística y poética”. (En “Ensayos de Lingüística General”. Bs.As. Planeta. Agostini). 1985.
  • Jolibert, J. “Formar niños lectores de textos”. Dolmen. Chile.1996.
  • Jolibert, J. y otros. “El poder de leer”. GEDISA. l984. Barcelona. España.
  • Lewkowicz, Ignacio. “Pensar sin estado”. Paidós.2004.
  • López Echagüe, Hernán “La política está en otra parte”. Norma.2002.
  • Pelegrín, Ana. “La aventura de oír. Cuentos y leyendas de la tradición oral”. Ediciones Cincel. Vol. 2. Madrid. 1982.
  • Redondo, Patricia. “Escuelas y pobreza”. Paidós.2004
  • Sandroni, Laura. Compilación. “El niño y el libro”. Kapelusz Colombiana.  1983.
  • Santiago, Gustavo. “Filosofía con los más pequeños”. Ediciones Novedades Educativas.2006.
  • Savater, F. “La infancia recuperada”. Taurus. Madrid. 1976.
  • Schlemenson, Silvia; Marcela Pereira; Manía Di Scala; Alejandrina Meza; Silvina Cavalleris. “El placer de criar, la riqueza de pensar”. Noveduc.2005.
  • Soriano, Marc. “La literatura para niños y jóvenes. Guía de exploración de sus grandes temas.” Traducción de Graciela Montes. Ediciones Colihue. 1995.
  • Vygotsky; Lev S. “Pensamiento y lenguaje.” La Pleyade. Bs.As. 1987.

Reseña de “La plaza del piolín”, de Laura Devetach – Alfaguara

Para que el ovillo no pare de girar

Reseña de “La plaza del piolín”

Laura Devetach

Ilustrado por Nancy Fiorini

Alfaguara

2ed.

2005

ISBN 987 04 0134 2

 

Para Laura Devetach, la vida está pegada al relato y “las palabras están escritas con la tinta de la vida”. Para ella “el arte y la literatura funcionan como otro torrente de sangre” [i]. La plaza del piolín trata justamente de esto: vida y literatura, literatura y vida.

La narradora nos presenta a Celina, una niña que tiene en su bolsillo y ovilladas las calles y la plaza de su pueblo y también se presenta ella, una escritora que “tiene un libro atravesado en la garganta”. Será la mirada profunda de la niña, plena de la sabiduría de quienes pueden mirar la vida desde otro lugar, la que le haga comprender que cualquier punta del ovillo –conformado por hilos, lanitas, piolines, retazos de recuerdos, personas amadas, canciones de infancia tejidos al abrigo de la memoria- puede ser buena para la creación de un relato. Este encuentro entre ambas dispara en la escritora sus propios recuerdos y el deseo de compartirlos con Celina, iniciando un vínculo afectivo y solidario que se irá consolidando y extendiendo a los otros personajes a medida que aparecen en este relato que se construye con procedimientos metaficcionales e intertextualidades  y en el que se revela toda la poética de Laura Devetach, su compromiso y su visión del mundo.

La plaza del piolín se despliega entonces en un caleidoscopio creativo de historias escritas y unidas entre sí por esos hilos y piolines que la van desovillando poco a poco, vivencia a vivencia y que dan cuenta de  la concepción del espacio poético y del “estar en poesía” sostenidos por la autora.

“Ahora veo los limones puestos en rombos, con los zapallos negros, en las verdulerías, y al mismo tiempo escucho el traqueteo del carro y el caballo de Pepi Geromé. Aparecían por la calle de tierra, zarandeando naranjas, morrones, mientras Pepi, con aires de actor decía:

– Siñora, siñorine, non dejen escapare a Pepi, que les trae il sole.”

Su posición sobre la cuestión de género que valoriza y destaca el empoderamiento de la mujer y de la niña se visualiza particularmente en la historia de los Pereyra cuando Eusebio, padre de Celina y Blanquita, se opone a que esta última comience la escuela. Celina y Amanda, su mamá, se enfrentan a él y Blanquita expresa su decisión de ir al colegio al irrumpir en medio de la pelea con un libro y leer algunas palabras. Se genera entonces un momento de desconcierto y profunda tensión.

– ¡Para qué va a ir si ya sabe! Si después pasa algo, de ustedes va a ser la culpa! ¡Callejear, eso quieren!

Pero Amanda no cede y es quien pone fin al asunto:

-¡Abrite la cabeza o perdiste, Eusebio! Lo que va a pasar aquí es que todas vamos a saber leer menos vos, eso va a pasar.”

En ese caleidoscopio de relatos hilados entre sí también se cuenta la historia de Pirulo, otro niño que vive en el edificio y que se acerca a la escritora no sólo para ayudarla en algunos quehaceres sino para confiarle una preocupación: no le gusta leer versos porque en la escuela le hicieron copiar y estudiar un poema de Olegario Andrade. Es magistral la forma en que Laura Devetach plantea su crítica a este modo escolar de acabar con cualquier deseo de leer poesía por parte de los niños y cómo el disfrute de su lectura, el vínculo con la palabra poética nace desde la propia mirada de niño, del juego,  del asombro, del extrañamiento de lo cotidiano, del uso de la metáfora. 

-Vamos, Pirulo, dale que toda esta cocina era un volcán. Lenguas de fuego azules y rojas hacen temblar la montaña.

-¡Necesitamos el agujero, el ojo del volcán! – dijo Pirulo tratando de hacer un círculo con las manos alrededor de la hornalla.

Laura Devetach escribió su texto en 1993. La primera publicación de Alfaguara es del año 2001 y en 2005 se publicó una edición corregida y aumentada. La plaza del piolín pone al descubierto las circunstancias político-sociales padecidas en la década del 90 que llevó a la terrible crisis de 2001 cuya consecuencia fue que un altísimo porcentaje de la población quedara fuera del sistema y en condiciones de extrema vulnerabilidad a la vez que la resistencia se organizaba creando lazos de solidaridad y cooperación mutua entre vecinos. La historia de Sandalio, el guardián de la plaza y su perro Refucilo, la referencia a las patitas de gorrión de los niños que juegan en la calle, la historia de los Sordina visibilizados por los ojos de una escritora que mira a su alrededor desde su sentir y  sus convicciones más profundas,  ponen en evidencia lo sucedido en nuestro país y nos interpela.

La transgresión propia de la autora y que atraviesa toda la obra también se manifiesta en el desarrollo narrativo que está conformado por las historias que reflejan la vida y las acciones de los personajes, unidas por un hilo en común del cual emergen y se intercalan poemas y canciones como, por ejemplo, “El dominó” o la “Canción del mate de leche” u otros relatos como la “Antigua historia de amor del hombre que esperó cien días” o “El huevo y la gallina” en el que Sidonia escribe el cuento del huevo pintado y comienza a preguntarse si primero fue el cuento o el huevo o la gallina.

Desde una mirada hondamente poética, con cálidas pinceladas de ternura y algunas de nostalgia, Laura nos cuenta las historias escritas con la tinta de la vida. Los recuerdos de infancia más queridos y de su Reconquista natal llegan hasta nosotros como otro torrente de sangre que nos atraviesa, nos conmueve y nos convoca a seguir girando el ovillo.

 

Alejandra Moglia

Espacio LIJ La Nube

 

[i]  Devetach, Laura. “Vida, arte y cuentos”. Conferencia de apertura de las Jornadas Internacionales de LIJ 2014 organizadas por Claudio Ledesma y el Círculo de Cuentacuentos. Ver: https://lamemoriayelsol.wordpress.com/2014/05/26/se-realizaron-las-jornadas-internacionales-de-lij-en-buenos-aires/

Cuando le disparan a un chico nos asesinan a todos

Ilustración: Nerina Canzi

CUANDO LE DISPARAN A UN CHICO NOS ASESINAN A TODOS

No a la violencia contra la niñez y contra la pobreza

Los abajo firmantes: escritores, ilustradores y trabajadores de la literatura infantil y juvenil, queremos expresar nuestro más profundo repudio a los hechos ocurridos el pasado viernes 29 de enero en la villa 1- 11- 14, cuando integrantes de Gendarmería Nacional dispararon a mansalva contra un grupo personas que formaban parte de una murga, entre las cuales había chicos y adolescentes que resultaron heridos.

Exigimos que se identifique a los responsables, se los aparte de sus funciones y se los juzgue como corresponde.

Convocamos a los ilustradores y escritores que quieran gritar este NO a que se sumen con un texto o un dibujo, postéandolo aquí  , en sus muros, y compartiendo, o solo compartiendo.

Ilustración: Nerina Canzi

Ema Wolf, Márgara Averbach, Silvia Schujer, Sandra Comino Mario Méndez, María Teresa Andruetto, Silvina Rocha, Alejandra Erbiti, Liliana Bodoc, Laura, David Wapner, Cris Ramos, Norma Huidobro, Adela Basch . Andrea Ferrari, Lucía Laragione, Graciela Repún, Enrique Melantoni, Laura Giussani, Franco Vaccarini, Laura Roldán, Iris Rivera, Graciela Pérez de Lois, Graciela Pérez Aguilar, Eduardo Abel Gimenez, Eduardo González, Graciela Bialet, Walter Pule Poserr , María Wernicke, Hernan Cucho Cuño , Graciela Perriconi, Judith Wilhelm, María Luisa Miretti, María Laura Dedé, Marcela Silvestro, Daniela Peralta, Beatriz Ortín, Cristina Gabás, Ana Lucía Salgado Editora , Nerina Canzi, Laura Avila, Jorge Grubissich, Hernán Carbonel, Valeria Vizzon, Beatriz Grinberg, Gam Silvia, Andres Sobico, Gragry Troncoso, Andrea Braverman, Marcelo Rudaeff (Rudy), Juliana Cuoco, Belén Torras , Florencia Gattari, María Inés Garibaldi, Beatriz Áctis, Mercedes Pérez Sabbi, Muriel Fregal, Silvia Portorrico, Patricia Iglesias Torres, Veronica Alvarez Rivera, María Eugenia Pons, M.Gabriela Belziti, Verónica Garcíai, Eugenia Nobati Ilustradora, Veronica Rivarola, Pablo Tambuscio, Alejandra Alliende , Vanessa Zorn, Paz Tamburrini, Veronica Fradkin, Mey Clerici, Ivan Kernerr, Viviana Bilotti-Ilustraciones, Paula Bombara, Natalia Méndez, Pablo Bernasconi, María Wernicke, Isol Misenta, Laura Escudero Tobler, Sebastián Vargas, Belén Torras, Eleonora Arroyo, Nora Hilb, Silvia Katz, Taller Azul Arte Infantil, Patricia Iglesias Torres, Lidia Blanco, Poly Bernatene Ilustrador , Sandra Siemens, Nora Lía Sormani, Ana Luisa Stok, Diego Javier Rojas Raquel Franco Alejandra Correa Ángeles Durini, Natalia Porta López, Istvansch, Cristina Macjus, Cristina Gabas, Plaza de autores, Alejandra Moglia, Lorraine Sly, Julia Citta, Guillermo Haidr, Mariana Kirzner , Cris Sóbico, Julieta Pinasco, Marita Berenguer, Veronica Farabollini, Miguel Ángel Molfino Giannetti, Beatriz Ré, Andrea Moglia, Cecilia Bajour Raquel Poblet, Andrés Delgado, Marcelo Rudaeff, Jorque Luis Lepera Jorh, Inés Martín, Silvia Castro, Alan de Tenebrya, Ana María Shua, Alma Rodriguez, Marcelo Tomé, Carolina Pratto, Marisa Godoy,Tinta Brava, Ale Karageorgiu, Lorena Udler, Vero Carrera, Olga Drennen, Biblioteca Itinerante Berta Vidal de Battini, Los libros del Cordel [siguen las firmas].

Lista de Honor IBBY 2016

Ibby ha dado a conocer la Lista de Honor 2016 que incluye 173 títulos de todos los países en los que esta entidad tiene representación. La Lista de Honor nace a partir de las selecciones que hacen las secciones nacionales de IBBY. 

Por Argentina, los libros seleccionados por ALIJA son:

  • Rubro autor: El Bagrub y otros cuentos de humor (i)lógico, Eduardo Abel Giménez. Editado por Estrada.
  • Rubro ilustrador: Puatucha Rentes, la leyenda olvidada,  Istvansch. Editado por Calibroscopio.
  • Rubro traductor¿Cómo nacieron las estrellas?, Alicia Salvi. Autoría de Marina Colasanti y editado por Vergara&Riba.

También, por Brasil, en el rubro traductor ha sido seleccionado Stefano, de María Teresa Andruetto con traducción de Marina Colasanti.

Además de los títulos mencionados, por América Latina se suman los siguientes:

Bolivia

  • Rubro autorUn exquisito huevo astrónomicamente frito, Carlos Vera Vargas

Brazil

  • Rubro autor: Orie, Lúcia Hiratsuka
  • Rubro ilustradorOs três ratos de Chantily, Alexandre Camanho
  • Rubro traductor: Stefano, Marina Colasanti.

Chile

  • Rubro autor: Niños, María José Ferrada
  • Rubro ilustrador: Pajarario, Alejandra Acosta
  • Rubro traductor: Amor, Mariana Saúl

Colombia

  • Rubro autor: Letras robadas, Triunfo Arciniegas
  • Rubro ilustradorEmma y Juan, Amalia Satizábal Posada
  • Rubro traductorVersos de no sé qué. Antología poética, María del Sol Peralta

Ecuador

  • Rubro autor: Blanca a secas y otros cuentos, Ana Carlota González
  • Rubro ilustradorMestre Wilson, Marco Javier Chamorro Aldás

México

  • Rubro autor: Dido para Eneas, María García Esperón
  • Rubro ilustradorJaguar, Corazón de la Montaña, Juan Palomino
  • Rubro traductorHeroidas, Darío Zárate Figueroa

Venezuela

  • Rubro autor: Cuentos a patadas, Jose Urriola
  • Rubro ilustradorTaquititàn de Poemas, Ana Palmero Caceres

En el caso de España los seleccionados son los siguientes:

Rubro autor:

  • Orkestra Lurtarra, Harkaitz Cano (Vasco)
  • Zona Prohibida, David Cirici (Catalán)
  • Escarlatina a cociñeira defunta, Ledicia Costas (Gallego)
  • Trampa para un pintor, María Isabel Molina (Castellano)

Rubro ilustrador: 

  • Ícaro, Federico Delicado

Rubro traductor:

  • Haizea sahats artean, Mirren Arratibel Garmendia (Vasco)
  • Quan el meu pare era un arbust, Caroline de Jong, Gustau Raluy (Catalán)
  • Bisa Bea, Bisa Bel, Ramon Nicolás Rodríguez (Gallego)
  • La lección de August, Diego de los Santos Domingo (Castellano)

Para conocer la lista completa hacer clic AQUÍ.

VER también: http://www.alija.org.ar/?p=4063

 

Reseña de “La loma del hombre flaco”, de Laura Devetach con ilustraciones de Jorge Cuello – Alfaguara

La loma del hombre flaco, un canto a las mujeres de agujas tomar  hilvanadas con hebras de libertad

Laura Devetach

Ilustraciones de Jorge Cuello

Alfaguara Infantil

2005

Muchas y diversas son las mujeres que aparecen en la literatura infantil. Muchas son las que realizan tareas históricamente destinadas a las mujeres. Una gran parte de ellas son tejedoras o costureras;  muchas son también las que socavan a las tentaciones de un hombre. Pocas son las que se rebelan y eligen decir “no” a las innumerables ofrecimientos que se les presentan a cambio de felicidad, Una, por nombrar a alguna de ellas,  es la tejedora de Marina Colasanti, quien luego de tejer sin descanso y a pedido de un hombre, incluso luego de haberlo tejido a él, un día decide que tirará de la puntita del ovillo para deshacer todo eso que la oprimía. La otra, que  se acerca bastante a esa tejedora de Colasanti no solo por el tipo de ideales que representa sino por la manera en que opta por el camino de la libertad,  es María María María, también llamada Marí, que es como ella elige ser nombrada.

Marí es una joven costurera, hija y nieta de costureras, que vive en un pequeño pueblo; cuando es pequeña sus padres mueren y entonces Marí es criada por “una abuela entre palabras de yuyos y de agujas”. Luego de la muerte de su abuela, la joven retoma el hilo de la costura y con el tiempo resulta ser mucho más rápida que sus ancestros en ese oficio.

Cierto día, en ese ámbito pueblerino, sorprende a Marí la llegada de un joven de origen italiano llamado Luigi Bevilacqua  quien  “había pasado aquella vieja guerra del 14 cuando tenía diez años y que podía inventar hasta las tuercas” y quien, además, se enamora de la joven.

Con la aparición de este personaje  aparece también un primer indicio de “ruptura” en cuanto a los lugares y roles tradicionales que  deben ocupar los hombres y mujeres en la literatura para niños:  Luigi, quien se fue quedando en el pueblo un poco por no encontrar tuercas para su auto que se había estancado a la vera del camino y otro poco “porque los ojos de María María María lo marearon”,  cierto día decide pedirle a la joven que le achique un pantalón y ella, bajo su principio de “no hay que regalar pescado,  sino ayudar a pescar”, consigue que el joven se siente en una máquina de coser y aprenda el oficio. Luego de un tiempo se enamoran. Hasta ahí, uno -el lector-  puede pensar que se trata de un dato “pintoresco” que hace posible el avance de una bella y tierna historia de amor y que, por lo tanto, todo parecería respetar el devenir tradicional de un cuento infantil sin demasiadas complicaciones y con final feliz..

Sin embargo, de pronto,  ocurre un hecho que permitirá poner de manifiesto cierta manera de proceder de la protagonista y que  replanteará también la cuestión en relación con  los tópicos que deben abordarse dentro de la LIJ.  Al  pequeño pueblo en el que vive Marí llega un viajante forastero que comienza a acosar a la joven para que ella le entregue “cierta aguja enhebrada con cierta hebra infinita”.

Con la aparición de este señor,  y ante las innumerables propuestas que podrían tentar a cualquier joven inocente, Marí decide enfrentársele y opta por el camino que la conduce a la lucha de su dignidad. y que hará posible, entonces, confirmar que la literatura de Laura Devetach no es sólo una suma de historias bonitas y tranquilizadoras sino una inquietante poética que traspasa los límites del terreno de la LIJ para transformarse en una poética de la liberación.

Porque, claro, los personajes de Laura Devetach no respetan los lugares comunes de la literatura infantil y esto es, justamente, lo que la hace única. María María María es una mujer que lucha por sus derechos y a partir de quien es posible pensar  la presencia, dentro del campo de la LIJ, de problemáticas tan complejas como  las vinculadas con  la violencia de género. La novela reproduce de manera acertada lo que ocurre en determinadas situaciones en las que la sociedad se vuelve cómplice del victimario y calla hablando por lo bajo.

El chisme ocupa un rol central, puesto que es a partir de habladurías que este señor comienza a insistir a Marí para que ella le entregue la hebra infinita. De este modo el pueblo actúa, a modo de coro griego,  casi como un personaje más que opina y comenta desde la marginalidad, desde el chisme, volviéndose  cómplice del hombre flaco que ya a esta altura, se sabe, es el diablo. Marí se diferencia del resto del pueblo por su manera de proceder: ella no participa de los chismes,  no espía por la ventana la vida de los demás; ella toma decisiones y actúa. 

Es así como finalmente, rebelándose y organizando al resto de las mujeres que, al parecer son sus alumnas no sólo en la costura sino en la vida, María María María halla la  manera de reivindicarse como mujer libre, y una tarde en la que el viento “hizo revolotear los pequeños hilos que sobraron de las agujas de Marí” y en la que “más de un pájaro con sueño recogió alguno para reforzar su nido”  decide enfrentarse sin miedos al hombre diablo, en ese pueblo por el que también pasó un poeta llamado Juan (que no es otro que nuestro querido Juan Gelman) quien escribió un poema para atar el último hilo de la historia.

María, María María es una mujer que lucha  y eso vuelve a esta novela un canto a las mujeres de armas tomar y hace de la literatura infantil un lugar de resistencia.

Alma Rodríguez

Espacio LIJ La Nube

Reseña de “Todo cabe en un jarrito”, de Laura Devetach e ilustraciones de Mariana Ruiz – Ed. SM

Laura Devetach

Ilustraciones de Mariana Ruiz Johnson

SM

(Primeros lectores)

2012

 

El libro reúne dos cuentos orientados a primeros lectores. El primero de los textos, que da título al libro, nos transporta a un viaje fantástico dentro de un jarrito. ¿Todo cabe en un jarrito? En el amplio margen de posibilidades que brinda la literatura fantástica, esto es posible. Conocemos a la Viejita de un solo diente: así es presentada la protagonista por el narrador. Ubicada en un contexto de  escasez económica a orillas del río Paraná su vida transcurre con humildad y gesto solidario hacia el mundo que la rodea.

“Su rancho era de barro y el techo de paja tenía un flequillo largo que apenas si dejaba ver la puerta y las dos ventanas del tamaño de un cuaderno.”

Vive sola pero la puerta abierta de su casa permite que muchos vengan a visitarla y le brinden afecto y compañía con la ternura del mate que convoca intimidad y confianza.

Algunas veces sucedió que en las tardecitas calientes se juntaban todos: perros, gatos, loros, chicharras, vecinos de a pie o a caballo, vaquitas de San Antonio que se dormían en la higuera y malones de mosquitos que cantaban y querían comer.”

La palabra todos establece una igualdad entre personas y animales que ocupan en el enunciado espacios que construyen un escenario mágico que precede y orienta al lector en los acontecimientos mágicos que están por suceder. Llega la inundación, la vida de todos corre peligro y el rancho de la Viejita de un solo diente, se presenta como refugio seguro.

“Y así fueron llegando el pavo, el chancho, la chancha y los chanchitos, un tatú mulita, dos ovejas y todos los socios más chicos: pulgas, piojos y garrapatas.”

Y aquí aparece el jarrito de mate cocido como nave salvadora en la que podrán ocupar un lugar los refugiados, a pesar de tratarse justamente de un envase muy pequeño. Es una nueva arca de Noé y allí reunidos encontrarán las lanchas que realizan salvatajes cuando las aguas enloquecen y todo lo invaden.

Lo fantástico cargado de poesía nos transporta, nos incluye como lectores, y nos vuelve más humanos porque la salvación solamente es posible en la reunión, que quiebra la amenaza y muestra cada vez la voz de una viejita que nos recuerda…

-“Todo cabe en un jarrito si se sabe acomodar.”

“La fiesta del Chtzzzz

El segundo cuento del libro rinde homenaje a las fiestas puebleras, a esos bailes y cantos que siguen naciendo lejos de las grandes urbes, cerca del hombre y la mujer, que con amor fabrican sus sueños, sus alegrías para ellos, para sus hijos.

El texto se presenta con el enunciado de los cuentos tradicionales:

“Hace muchos, muchos años en un lugar lejano, se celebraba la gran fiesta del Chtzzzzzzz.

El festejo se organizaba lejos del pueblo, en una llanura amarilla y verde, del otro lado de la montaña.”

Los organizadores deben ir y venir para obtener todo lo que  necesitan para la fiesta: ramas, fósforos para encender el fuego, piedras que servirán para que cada cual se siente alrededor de la fogata. Y también convocan historias para contarse. Cuando la fiesta cuentera termine, cargarán agua, apagarán el fuego, volverán a sus hogares.

La repetición del verbo caminar, como fórmula mágica, otorga movimiento a todo el relato y se hacen visibles los actores del festejo en su labor de reunir todo lo imprescindible para el encuentro.

“Camina que caminarás dejaron sus cocinas abrigadas, cruzaron el bosque, la montaña, el río y el precipicio.”

“Camina que caminarás, cruzaron el precipicio, el río, la montaña y pararon en el bosque para juntar ramas secas”

De esta manera el relato se va transformando en una alegoría de la historia de la humanidad, de un pasado que se recrea en el presente de quienes conservan la costumbre de la reunión cuentera. Imaginamos reuniones así desde hace miles de años, y allí, alrededor del fuego, el milagro de la literatura, como una necesidad humana de contar y de escuchar.

El narrador se incluye en el cuento y lo vuelve colectivo, lo transforma en sueño y en poesía:

Yo crucé la ciudad y casi todo el mundo y llevé la historia para contar alrededor del fuego.”

Ese “yo” poético es el lugar del escritor, también del narrador, del que va y viene con ramas y fósforos para prender la hoguera y darle sentido a la existencia.

Lidia Blanco. Investigadora y crítica literaria

Coordinadora del Espacio LIJ La Nube.