Una versión de Dios, de Liliana Bodoc y Ana Luisa Stok

«(…) Nacida en la inmaterialidad de una de sus madres y en presencia de la otra. En este libro aguarda una criatura insondable. Varias historias. Un abismo. (…)».

Galileo Bodoc

En 2020 la editorial Guadal publicó Una versión de Dios, criatura parida por dos madres: Liliana Bodoc y Ana Luisa Stok. Las breves palabras que aquí siguen no conforman una reseña ni pretenden serlo ya que no es posible reseñar la eternidad.

Lo que intento decir es apenas un balbuceo, ya que después de adentrarme en el abismo que encierra este conjuro entre el texto y la ilustración me quedé sin aire y sin palabras. Allí están la finitud y la eternidad, el dolor y nuestras sombras. Allí estamos todos y hay historias que se entrelazan. Está la muerte porque está la vida y está la belleza. En el abismo está Dios, el Tiempo siempre presente e implacable en su fugacidad y cabalgata permanente e indómita. Y también están la Resurrección y la Leyenda.

¿Cómo pudieron estas madres poner en palabras e ilustraciones lo que es eterno e infinito? ¿Cómo pudieron parir una versión de Dios? La literatura y el arte pueden darnos algunas respuestas insuficientes: por un lado la escritura luminosa de Liliana, su hondura y poética que todo lo transforman en sabiduría y belleza.  Por otro, el arte desplegado por Ana Stok, sus figuras y siluetas tan fugaces y potentes como el mismo Tiempo y a la vez tan etéreas con sus límites difusos y movimientos que dan cuenta del dolor y la belleza de vivir. Dicho esto, para mí la llave maestra que posibilitó este conjuro es un encuentro de almas que saben de abismos y eternidades, que saben de amor y leyenda. 🌸 A. M.

Las ancianas tejedoras, hermosas Moiras plasmadas por Ana Stok
Nos deseo ser leyenda

Las abarcas desiertas

Miguel Hernández.
Imagen vista en: artycultura.net

Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.

Y encontraba los días
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.

Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.

Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.

Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.

Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.

Por el cinco de enero
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.

Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.

Miguel Hernández, Poemas sueltos IV.

En: Poesías completas. Madrid, Aguilar, 1979.

Hermosa versión de Banda Inaudita y la voz maravillosa de Julián Páez

«La historieta va a la escuela: trabajar con cómics en el aula, la biblioteca y el hogar», de Libertad Margolles, Perla Calvet y Silvina Marsimian

Lugar editorial  ha publicado un nuevo libro en su colección Relecturas. Se trata de La historieta va a la escuela: trabajar con cómics en el aula, la biblioteca y el hogar, de Libertad Margolles, Perla Calvet y Silvina Marsimian.

La historieta es una manifestación cultural cuyo acceso a las aulas ha sido escaso hasta el presente, a pesar de lo atractiva que resulta para niños y adolescentes. Hubo y hay docentes, bibliotecarios y familias que creen que leer historietas es solo un pasatiempo, desconociendo la importancia de la lectura de textos e imágenes, que se complementan en un lenguaje mixto, palpitante y tan valioso como la literatura, el cine y demás ramas del arte. Este libro colabora en revertir aquella ausencia en las escuelas y colegios ofreciendo un material que aborda este género narrativo contando los hitos más relevantes de su historia (en Argentina, EE.UU., Europa y Japón), los elementos que la constituyen y le dan singularidad expresiva, y las experiencias que se han desarrollado en algunas instituciones educativas.

Libertad Margolles, con destacable minuciosidad en la investigación histórica y formal de la historieta y en la recopilación de las imágenes que aparecen en este volumen, valoriza el género como un medio imprescindible en todos los ámbitos educativos. Colaboran en este planteo las docentes Perla Calvet y Silvina Marsimian, compartiendo sus experiencias desarrolladas en jardines de infantes, escuelas primarias y de nivel medio, que enriquecen esta propuesta.

Esperamos que la lectura de estas páginas brinden conocimiento y herramientas a docentes, bibliotecarios y promotores de la lectura y escritura, para llevar la historieta a la escuela, y por qué no, se conviertan ellos mismos y los niños, adolescentes y adultos con quienes trabajan, en verdaderos fans del género.

(Reseña publicada por la editorial)

Si desean conocer parte del contenido del libro pueden hacerlo AQUÍ.

Seminario “Leer, cantar y jugar en la Primera Infancia”, a cargo de la profesora Lidia Blanco

ORGANIZACIÓN LA NUBE

DIRECTOR: SEÑOR PABLO MEDINA

 SEMINARIO DE LITERATURA INFANTIL.

 2do. Cuatrimestre 2018

 “Leer, cantar y jugar en la Primera Infancia”

 

PROFESORA: Lidia Blanco

Día y hora: Sábados de 13.30 a 16.30 horas 

Inicio: 1ro. de  septiembre 

Finalización: 24 de noviembre 

 Invitados al seminario

  • Laura Devetach. Un paseo por su obra.
  • Presentación del libro “Y de pronto la vida…” de las autoras Estela Quiroga y Cristina Oliana

DESTINATARIOS

  • TODOS LOS INTERESADOS EN LIBROS PARA LA PRIMERA INFANCIA.
  • DOCENTES, BIBLIOTECARIOS,  ESCRITORES, ILUSTRADORES, PROFESIONALES VINCULADOS CON LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA DE NIÑOS Y NIÑAS. 
  • TRABAJADORES Y ALFABETIZADORES EN BARRIOS CARENCIADOS Y MARGINALES. 
  • NO SE REQUIEREN SABERES PREVIOS.

PROPUESTA TEMÁTICA

A. La selección del material

Criterios de selección. Aspectos estéticos, pedagógicos y éticos que se deben tener en cuenta. Lo que es verdadera literatura y cómo reconocerla. 

B. La estimulación temprana con libros y canciones 

Canciones de cuna. Su milenario origen. Las recopilaciones más famosas. Federico García Lorca y sus textos recogidos en el sur de España. La tradición latinoamericana. Canciones de cuna autorales.

Fabricación artesanal de libros de tela para los más pequeños. Actitudes del bebé ante el libro: el contacto visual y el manoseo exploratorio. 

C. Aprendemos a conocer y a querer a los escritores de literatura. 

El niño se familiariza con sus nombres representativos de la LIJ argentina.: Laura Devetach. Graciela Montes. Graciela Cabal. Gustavo Roldán. Elsa Bornemann. Canela. María Cristina Ramos. María Elena Walsh. 

D. El lugar dónde viven los libros: la Biblioteca 

La Biblioteca Áulica: un lugar de encuentro y de trabajo. Reconocemos los libros y los clasificamos por su discurso, su formato, su diseño, sus colores. La lectura en los espacios comunitarios y centros de atención de infancias vulneradas. Lectura en centros de atención de la salud. Club de Lectores a partir de emergentes voluntarios.

Inscripción e informes: Organización La Nube

Jorge Newbery 3537- 4552-4080

talleres.lanube@gmail.com

 

Memoria, verdad y justicia

«Son 30.000.

30.000 personas con 30.000 historias que no pueden contarnos.

Tal vez una de ellas sería hoy mi profesora de geografía o de música. O el chofer del colectivo que tomo a la mañana. O quizás el señor de bigotes y ojeras que me cruzo en el subte cuando vuelvo a mi casa. Tal vez.

De esas 30.000 personas extraño con todo mi corazón a una. Extraño a mi papá.»

 

Paula Bombara, fragmento de El mar y la serpiente.

Bombara, Paula. (2005). El mar y la serpiente. Buenos Aires: Norma.

Jornada «Literatura y Derechos Humanos» en la Asociación La Nube

    ASOCIACIÓN  LA NUBE- GRUPO LIJ LA NUBE

DIRECCIÓN  PABLO MEDINA-LIDIA BLANCO

PRESENTAN:

JORNADA LITERATURA Y DERECHOS HUMANOS

14 de abril de 2018

09hs- Acreditación

10hs- Presentación a cargo de Pablo Medina.

10:30hs- La narrativa histórica en la ficción LIJ” a cargo de Alma Rodríguez. Autores invitados: Mercedes Pérez Sabbi;Márgara Averbach.

11:30hs- “El conflicto social en la LIJ” a cargo de Julia Città. Autores invitados: Mario Méndez; Andrea Ferrari.

12:30 a13:30hs- Almuerzo.

13:30hs- “Problemáticas de género en la LIJ” a cargo de Claudia  Sánchez. Autores invitados: Paula Bombara;Sandra Comino.

14:30hs- “Pueblos originarios en la mirada LIJ” a cargo de María Jesús Bóveda. Autores invitados: Laura Escudero; Graciela Rendón

15:30 a 16hs- Pausa-café.

16:00hs-  “Conversaciones sobre LIJ” Laura Devetach en diálogo con Lidia  Blanco.

Homenaje a Liliana Bodoc

Para más información y/o realizar la inscripción online visitar el siguiente enlacehttp://lanubecultura.wixsite.com/lanube/espacio-lij

Seminarios y talleres en La Nube a cargo de la profesora Lidia Blanco

SEMINARIO DE LITERATURA INFANTIL

Primer Cuatrimestre 2018

“SOBRE HADAS, OGROS Y BRUJAS”

Lectura y reflexión acerca de los cuentos clásicos infantiles.

TEMAS A DESARROLLAR

ORIGEN DE LOS CUENTOS DE HADAS.

El origen oral de los cuentos tradicionales. La tarea de los recopiladores. Estructuras narrativas básicas de los cuentos. Los héroes y su función en el relato. Roles y funciones de los personajes.

ABORDAJE DEL CUENTO DE HADAS DESDE DIFERENTES MIRADAS DISCIPLINARES.

  • Enfoque estructuralista. Vladimir Propp.
  • Enfoque psicoanalítico. Erich Fromm. Los sueños y la creación de los cuentos de hadas.
  • Enfoque sociológico. El cuento de hadas su representación del mundo y del sistema de valores. Marc Soriano.
  • Enfoque pedagógico. Función del cuento de hadas en la subjetividad de los niños y niñas. Bruno Bettelheim.

VIGENCIA DEL CUENTO DE HADAS EN LA CULTURA CONTEMPORÁNEA.

Visión contemporánea del “príncipe” y la “princesa”. Apuntes de Marina Colasanti sobre los procesos de identificación en la infancia.

Presencia de los mitos en obras literarias infantiles y juveniles actuales.

HORARIOS: Jueves 18 a 21 horas

PERÍODO: Abril, mayo y junio

CRONOGRAMA:

Abril    5   12   19   26

Mayo   3    10   17   24  31

Junio   7     14   21  28

 

“DE POETAS Y DE LOCOS…”

TALLER LITERARIO ABIERTO A LA COMUNIDAD

Un tiempo y un espacio de creación destinado a leer, escribir, jugar con las palabras, inventar mundos de ficción, liberar la imaginación.

No se requiere experiencia anterior.

¡Todos a leer y a escribir!

Horario: Martes, de 18 a 20.30 horas.

Inicio: 6 de marzo de 2018. Confirmar participación.

Invitación: El primer encuentro no requiere inscripción previa.


Quienes desean recibir más información o inscribirse en el seminario y/o taller literario deben hacerlo llamando al 4552-4080 o escribiendo a talleres.lanube@gmail.com


Organización La Nube

Jorge Newbery 3537, CABA

Resultado de imagen para LA NUBE INFANCIA Y CULTURA

 

Siempre estarás con nosotros

Liliana Bodoc 1958 – 2018 (Fotografía: Audiovideoteca de Buenos Aires)

Falleció la escritora Liliana Bodoc. Las palabras parecen ser inútiles para traducir el sentimiento de desolación e impotencia que me habita. No hay alivio para tanta tristeza. Siento que estos tiempos sombríos se han puesto aun más sombríos y que el Odio Eterno ganó una batalla y nos hirió en lo más hondo: hoy más que nunca necesitamos su lucidez, su poesía desbordante, su escritura revolucionaria. Pienso que lo único que puedo decir es lo que todos, con profundo dolor, dicen; lo que todos con el alma y la voz atravesadas por la pena, le decimos:

Gracias por tu obra, Liliana. Gracias por tu frescura y franqueza, tu compromiso y tu voz clara y vibrante que reverbera los ecos de otras voces invisibilizadas: la de los pueblos originarios, la de los desamparados, la de los niños y adolescentes, la de los desaparecidos y los olvidados. Gracias otra vez. Nos reencontraremos en tus páginas escritas mientras te imagino en Los Confines, en casa de Vieja Kush, abriendo el cofre de las historias para seguir contándonos quiénes somos y señalándonos el camino.

No digo adiós.

Ustedes se irán.

Yo permaneceré reinventando el recuerdo de lo que han sido.

No digo adiós, aquí me quedo para contarlo todo.

Dice adiós la lechuza, el hombre, la piedra.

Yo no lo digo.

Debo permanecer y recordar al hombre, la piedra y la lechuza.

Yo no me olvidaré de ninguno de ustedes,

parte de mi rueda, balsas y colores.

No me olvidaré de nada ni de nadie

pues no puedo olvidar lo que me constituye.

Adiós, dirán. Y yo no diré nada.

Cuando todos se alejan, se queda la memoria sentada en una roca,

cuando todos descansan.

Aquí estaré, no digo adiós.

Si pasan junto a mí y me preguntan,

les contaré acerca de lo que fueron.

Si me ven sentada en una roca, componiendo mis versos, acérquense y pregunten.

Yo voy a responderles.

Pero luego no les diré adiós.

Porque, quieran o no , se quedarán conmigo.

 

Liliana Bodoc, fragmento de «Nakín y la eternidad,» en Los días del fuego.

 

Hasta la desobediencia siempre: una lectura de LA SIESTA de Claudia Masin

Es verano.

En el Chaco el sol arrasa y quema.

Es verano y en la hora de la siesta hay una niña despierta.

En la casa todos duermen.

Es verano y la niña cava temblores de rebelión y resistencia.

¿Puede acaso la poesía socavar los mandatos instaurados desde tiempos remotos? ¿Puede una mujer derribar los muros de silencio que la oprimen? ¿Y puede una niña resistir las imposiciones de los adultos?

En el imaginario construido por Claudia Masin en La siesta (Ediciones la mariposa y la iguana, 2017) lo que parece imposible se gesta imperceptible y subterráneamente en el espacio-tiempo de la siesta veraniega. Esta obra habla de resistencia, rebelión y autonomía, y también de crecimiento y reparación desde una perspectiva marginal, desde una mirada del mundo que corroe los fundamentos del sistema patriarcal sembrando una esperanza. Su lectura conmueve por su hondura y crudeza y por sumergirse en la desmesura salvaje e inasible de la infancia, en un tiempo mítico revelador en el que lo estigmatizado por el mundo adulto cobra una dimensión sin igual, tiempo-espacio de búsqueda, deseo y libertad.

Es  una obra poética en prosa que, entre otras particularidades, reflexiona sobre la infancia, el lenguaje, la lectura y la escritura. Esto se presenta como una dificultad gratificante en cuanto a su lectura: los límites a la hora de definir el género son tan difusos como los bordes de las cosas bajo los efectos del calor extenuante del verano chaqueño. La siesta podría leerse también como un libro de relatos hilados entre sí cuya protagonista es una pequeña heroína que durante ese espacio de ocio y de vacío de la siesta veraniega en su ciudad natal se rebela mientras todos duermen contra el poder opresor del padre, la casa familiar y el sistema. Desde esa voz interna, desde esa voz minúscula, la niña cava a la manera de los topos un paisaje subterráneo y salvaje en donde otra vida libre de mandatos y sometimientos es posible. Es por ello que el discurso poético de La siesta tiene una potencia indómita que se funda en esa pequeña voz de niña que nutre, al decir de Diana Bellessi, la pequeña voz del mundo que es la poesía.

Claudia Masin –escritora y psicoanalista- nació en Resistencia (Chaco, Argentina) en 1972 cuando la dictadura iniciada en 1966 estaba casi llegando a su fin. Faltaba poco para que se avizorara una primavera cuyas palabras, flores y frutos luego se amordazarían, cortarían y desaparecerían a los pocos años de nacida. Su trayectoria como escritora incluye la publicación de libros de poesía que no son ajenos a lo político y en el que su discurso poético enfrenta al poder hegemónico. En Geología (2001, reeditado en 2011) despliega la recreación mítica de la infancia tanto a nivel general, es decir como un tiempo de la vida de todos los seres humanos, como a nivel personal haciendo una construcción imaginaria de sus propias vivencias. En La siesta retoma este imaginario, lo ahonda y lo potencia con una crudeza sostenida en la esperanza, la terquedad y también en la lectura y la escritura como formas de atravesar y superar la violencia, el rencor y el dolor.

¿Cómo lee el mundo una niña topo?

¿Cómo se llega a escribir bajo la tierra? Claudia Masin nos revela que se escribe cavando bien profundo y atravesando las capas geológicas del lenguaje y el dolor hasta el hueso de la vida y de todas las cosas. De la propia conciencia y de tomar conciencia de los otros se desprende una escritura emancipadora  y luminosa marcada en ese tiempo de infancia en el cual lo inútil y lo salvaje para el poder hegemónico que impone la productividad a toda costa es en realidad un tesoro invaluable y un arma poderosa de resistencia. Es que la niña topo –como la poesía- no se sujeta a ninguna lógica de mercado.

Con la contundencia de su discurso poético Masin pone de relieve la problemática de la violencia en sus diversas formas, aquella que se aprende y se reproduce y cuyo núcleo fundacional se arraiga en el sistema patriarcal transmitido de generación en generación desde tiempos inmemoriales, afectando todos los órdenes de la vida, desde la privada hasta la pública. En este sentido, la casa familiar –reino del padre- es el lugar en el que el sistema y el Estado reproducen la brutalidad y el terror, el lugar en donde un padre erizo aguijonea cuando menos se lo espera y las mujeres silencian no para obedecer sino para sobrevivir porque la desigualdad entre un poder y otro es enorme y la única manera de seguir con vida es haciéndose invisible.

La casa familiar recreada por la autora es un territorio en el que conviven en permanente tensión el amor y el odio: el amor hacia la madre que contiene y calma los terrores nocturnos y también la confianza hacia el padre a pesar del miedo y el rencor que su violencia intempestiva genera lastimando de raíz en lo más profundo. Y es que hay una niña que en el desamparo más doloroso, muy a pesar de todo, necesita de su cobijo. Y también hay un padre que arrastra la furia y el abandono de su propia infancia. La escritura de Masin lleva al lector a un territorio casi onírico en el que a los ojos de la niña, ella y su padre son nenas en el desamparo más absoluto.

“No quiero sentir esta pena que es por mí en ella, por ella en mí, por esa nena que él fue y en la que se está convirtiendo de nuevo, la que llora sin vergüenza entre mis brazos que no alcanzan a contenerla, porque sigue, por alguna extraña razón teniendo el mismo cuerpo enorme que no podría abarcar jamás, que mi abrazo no alcanza, no va a alcanzar a calmar. Se calma sola, se calma sola mi padre, mi nena esquimal mientras la nieve cae sobre las dos y nos miramos, una ternura como un pinchazo en el corazón me entra, y duele”.

El imaginario recreado por la autora está repleto de soledades y abandonos, de seres arrasados por el dolor, de violencias que se aprenden y se perfeccionan, de miradas que se esquivan, de palabras que no se dicen, de miedos y rencores conviviendo con la ternura y el amor. Su escritura pareciera florecer de fosas abisales, de tierras devastadas, de una infancia indómita que se resiste a la domesticación impuesta, de una conciencia que se nutre y se reconstituye en la alteridad. Si la actualidad nos ofrece la comodidad mentirosa del pensamiento chato y las lecturas diluidas, la hondura infinita del lenguaje poético de Masin nos deja en la intemperie, bordeando los abismos.

Volverse piedra en rebelión

La humanidad pasó de sus balbuceos primigenios a la conformación del lenguaje oral y luego a la escritura, tallando muros y tablas de piedra para dejar memoria de su historia oficial. La nena de La siesta, en cambio, pasó del lenguaje libre y espontáneo de los niños a un silencio indestructible, amando y atesorando las palabras por su desobediencia, escondiendo de los demás la rebelión creciente que cultivaban en su interior contra todo tipo de naturalización y dominación del lenguaje impuesto por los mandatos instituidos. ¿Y no es esta rebeldía uno de los gérmenes de la poesía, no es su rebeldía perpetua una de sus cualidades más iluminadoras y emancipadoras? ¿No es ese silencio el que posibilita escuchar los murmullos de las historias traídas por el viento, las voces olvidadas del pasado, los gritos acallados de los perseguidos, las palabras no dichas, los temblores revolucionarios que se cuecen bajo tierra?

Hay en La siesta un elogio del silencio, de la lentitud, de lo minúsculo y de lo inútil como elementos fundantes de una poesía rebelde y reveladora. La escritura de Claudia Masin alumbra porque se nutre de las voces de los muertos, de los desvalidos, de las mujeres desacatadas, de los niños abandonados a su suerte, de los locos y maltrechos, de los que a pesar de todo no pierden la esperanza y siguen contando historias para resistir, no importa si reales o imaginadas. ¿Acaso no imagina la memoria para encontrar esa chispa de luz reveladora en el fondo de la oscuridad?

Contar para no callar

Contar antes de que sea tarde. Contar para iluminar la noche, para abrigar el frío, para atravesar los miedos. Contar para seguir viviendo. Contar contra toda forma de olvido y opresión. Traer las palabras que vienen de tiempos remotos, las que decían los viejos y entretejerlas con las nuestras. Y leer. Leer hasta ser devorados por los libros. Leer para que las ideas y las voces que nos dejan prendan y se expandan como los yuyos siempre salvajes e incontrolables. Y escribir. Escribir para dar luz y voz a la alteridad.

La siesta es un elogio de la lectura y la escritura, del lenguaje en su función liberadora más plena y también lo es de la infancia y su desmesura apasionada. Los niños comparten con la poesía la apropiación plena del tiempo inútil para el resto de los seres humanos, ese tiempo fuera del tiempo, esa permanente necesidad de extrañamiento. Y al igual que esa niñez impetuosa, el discurso poético de Claudia Masin conjura contra lo que intenta cegarnos día a día con falsas luminarias y contra lo que nos ata al rencor. Conjura contra el poder y los mandatos patriarcales, contra la negación del otro, contra la naturalización de las injusticias, contra las mordazas y el ruido, contra la desesperanza y el olvido, contra lo vacuo.  Estamos frente a una obra poética que tiene un carácter tanto reparador como emancipador.

“La parte sana –porque aunque sea minúscula, siempre hay una parte que salva- nos empuja a reunirnos, ya no para causarnos más daño, sino para contarnos las historias que nos contábamos las noches de verano en las que se cortaba la luz y salíamos al jardín, padres e hijos a tirarnos en el pasto bajo la imparcialidad de las estrellas, que nos cuidaban a todos por igual y nos hacían dormir serenamente, como si los rayos implacables que teníamos dentro se convirtieran, también, por una noche, en diminutos hilos de luz en el cielo ”.

La siesta tiene el prodigio de ser una obra perpetua como las siestas del verano de la infancia y sobrecogedora como la orfandad de los desvalidos y menospreciados. Es intensa como ese tiempo de niñez en el que la imaginación, el asombro, el juego y el misterio de la otredad eran lo más valioso y trascendente. Cuando Claudia Masin escribe nos hablan las niñas y las mujeres desobedientes que se cuentan historias para no morir y en sus voces están las nuestras, las de todos.

Alejandra Moglia

«Pequeña Historia de Todos Nosotros (Ilustrada)» de Augusto Bianco

Está disponible para su descarga en forma gratuita «Pequeña Historia del Trabajo Ilustrada» de Augusto Bianco en su nueva versión corregida, actualizada y retitulada como «Pequeña Historia de Todos Nosotros Ilustrada».

La gráfica de la obra estuvo a cargo de Celina Acevedo y las ilustraciones especiales son de Tabaré.

Las Bibliotecas Populares pueden solicitar ejemplares impresos. Los mismos se entregarán sin cargo en CABA.

Para descargar la obra o, en el caso de las Bibliotecas Populares,  solicitar los ejemplares impresos visitar http://www.historiadenosotros.com/

PEQUEÑA HISTORIA DE TODOS NOSOTROS ILUSTRADA

Edición corregida y actualizada de

“Pequeña Historia del Trabajo Ilustrada” (1988)

 Prólogos 

Horacio Verbitsky

Emir Sader

Jorge Alemán   

 

Esta obra

Primera ParteRevisar el pasado

Cap. I – El homínido se hace hombre

Cap. II – Los grandes descubrimientos

Cap. III – Los hombres se juntan

Cap. IV – El Estado

Cap. V – Los Imperios

Cap. VI – El Comercio

Cap. VII – Grecia y Roma

Cap. VIII – Trabajo esclavo y religión

Cap. IX – Sociedad feudal y trabajo servil

Cap. X – Mercaderes y cruzados

Cap. XI – Trabajo artesanal libre y Renacimiento

Cap. XII – El Estado Nacional

Cap. XIII – La burguesía

Cap. XIV – Trabajo manufacturero

Cap. XV – La conquista de América

Cap. XVI – El colonialismo europeo (Siglo XVI al XX)

Cap. XVII – La Revolución Francesa

Cap. XVIII – Trabajo asalariado y plusvalor

Cap. XIX – Revolución industrial y capitalismo

Cap. XX – Las luchas obreras (La Comuna y la Revolución Rusa)

Cap. XXI – Estados Unidos de Norteamérica

Cap. XXII – La situación de la mujer

Cap. XXIII – Fases del capitalismo (Las dos Guerras Mundiales)

Cap. XXIV – Neocolonialismo 

Cap. XXV – ¿Cuál Socialismo?

 

Segunda ParteComprender el presente

Cap. I – La naturaleza

Cap. II – Los humanos

Cap. III – La sociedad actual

Cap. IV – Crisis…

Cap. V – …y guerra

Cap. VI – Los medios del poder…

Cap. VII – …y el poder de los medios 

 

Tercera ParteAfrontar el porvenir

Cap. I – Valorar la Historia

Cap. II – Ejercer la Democracia

Cap. III – Saber cómo saber

Cap. IV – Perspectivas

 

Índice de nombres

 

Agradecimientos

 

(418 Pág)