Gato Peludo: promoción de la lectura y amor por los libros para “abrazarnos a los lugares de sabiduría que traemos desde la infancia”.

Desde hace años trabajamos con niños y niñas  que desde muy pequeñitos y pequeñitas  se acercan a nuestro taller para cantar y jugar con los sonidos.

Durante este tiempo hemos intentado promover sensibilidades fantásticas y creativas a partir de herramientas tanto cotidianas como técnicas para luego dar lugar a nuevas propuestas madre que servirán de sustento a la identidad subjetiva de quienes se atrevan a ingresar en este maravilloso territorio primario, esencial y laberíntico en donde paradójicamente es necesario perderse para poderse encontrar.

Citamos a Tolkien cuando se refería a la fantasía como una tierra peligrosa, con trampas para los incautos y mazmorras para los temerarios.

La propuesta es abrazarnos a los lugares de sabiduría que traemos desde la infancia, entendiéndolos como un núcleo fortalecedor y a partir de ahí transitar la vida apelando a recursos propios e intransferibles.

Entendiendo al arte no como una actividad que se encuentra en un pedestal inalcanzable sino como el pan de cada día tan necesario, vital y nutritivo como el alimento que se puede pesar en una balanza o medir con un centímetro.biblioteca ambulante + mateo

Puesto que además concebimos  la música como un sitio que necesita enriquecerse con muchas otras nutrientes, de manera incipiente y desordenada ofrecimos a los pequeños nuestra biblioteca personal para que consultaran y se llevaran a sus casas algunos ejemplares y así compartirlos en familia.

Esta idea fue engordando de a poco porque había hermanos que también tenían ganas de leer; pequeños lectores compulsivos a los que la biblioteca les quedó chica porque se llevaban varios libros por semana; grandulones que no se olvidaron de ser chiquititos y volvieron a las lecturas infantiles.

Es así como el  copo anónimo que dio origen a esta bola de nieve que no podemos ¡ni queremos! parar es cada vez más grande.

Así empezaron a llegar donaciones de los propios beneficiarios, de los vecinos del barrio que tienen hijos grandes y ganas de que otros sigan aprovechando esas páginas, de amigos con ansias de ver a más gurises embelesados con los libros.

martina libroLo más gratificante hoy por hoy es notar que se están creando hábitos. Bellos hábitos de cuidar los libros. De elegir libremente sin que nadie este marcando que libro tenés que querer. Hábito de la curiosidad, hábito de compartir. De buscar espacios en el día porque tenés que terminar ese capítulo que te quedó colgado del día anterior. Hábito de comentar qué es lo que te gustó más y recomendar a tus compañeros de clase. De buscar más libros de determinado autor porque te encantó su manera de escribir. Hábito de “exigir” a los grandulones que te lean porque no sabes, todavía, el significado de las palabras, y además de que se repita una y otra y otra vez, literalmente. Hábito de “leer” los dibujos de acompañan las palabras.

Decimos gratificante porque como amamos los libros, entendemos que estar en contacto es la única manera de enamorarte más y más.

Bregamos porque ese contacto sea a través de la libre elección y de que el material sea de calidad, como el yogurt o la leche que elegimos a la hora de alimentar nuestro cuerpo.

Eso nos llena de satisfacción.minutos antes

Es por ello que a esta altura nos sentimos responsables de haber dado el puntapié inicial y necesitamos seguir jugando el partido con cariño, compromiso y alegría.

La idea es que la biblioteca además de funcionar en el taller también pueda pasear por el barrio con un sistema de carritos ambulantes, con la premisa  “si el niño no va a la biblioteca, la biblioteca va al niño”, todos los sábados tendremos una ruta preestablecida que recorreremos con la biblioteca con patas.  Así cada quien podrá acercarse, ojear, revolver y elegir el libro que desee leer esa semana.

La biblioteca ambulante es un proyecto que no cuenta con ningún apoyo externo. Parte de la iniciativa del colectivo Gato peludo, de su gran amor por la lectura y los libros.

La biblioteca se nutre en una primera instancia por libros personales de los integrantes de Gato peludo.

Hoy en día la propuesta ha enamorado tanto a los niños que la consultan como a su entorno y al barrio. Este amor hace que hayan comenzado a surgir donaciones espontáneas dado que el entorno se ha dado cuenta de lo primordial que es la lectura y el acercamiento a los libros en la constitución de la identidad del niño y por ende de la comunidad a la que pertenecen.

Estamos convencidos que si el entorno apoya  este proyecto sin fines de lucro, de manera desinteresada y con toda la alegría del mundo en estos tiempos donde todo es mensurable significa que vale pena redoblar esfuerzos.

La biblioteca está abierta los sábados de 14 a 17 horas para todos los que deseen acercarse o bien coordinando visitas por vía telefónica o por mail, ya sean particulares o grupos escolares.

El colectivo Gato Peludo realiza talleres interdisciplinarios, utilizando la música y la literatura como ejes fundamentales. En estos cuatro años el grupo ha compartido sus experiencias con miles de pequeños, llevando sus talleres vivenciales a diversos puntos del país y generando instancias de encuentros en su casa taller.

Sebastián Rivero – Natacha Ortega

-Directores del colectivo-

Taller Gato Peludo

Juan Ramón Gómez 3171
487 3769 – 095481288
montevideo-uruguay
Anuncios