Mi infancia

Me refugio en mi infancia

cuando la noche del alma

arrasa con las flores de mis sueños

y las entierra a miles de kilómetros de distancia;

cuando el frío hiela

hasta los recuerdos más profundos

que mantienen vivo a mi llanto.

 

Me refugio en mi infancia

cuando tus ojos ciegos

sólo ven la máscara de lo falso

y no aprecian lo invisible;

cuando tus oídos sólo escuchan

las melodías de lo infame

y no se conmueven ante la verdad de mi silencio.

 

Me refugio en mi infancia

para mirar la luna cuando llora

y consolarla;

para escuchar el grito del olvidado

y traerlo a la memoria;

para encontrar la vida que se ha perdido

y rescatarla.

 

Me refugio en mi infancia

para nacer de nuevo.

 

Me refugio en mi infancia

para volver a amar

y despertar a los muertos.

 

Alejandra Moglia

 

Anuncios

6 comentarios en “Mi infancia

  1. Es un poema maravilloso…

    “Me refugio en mi infancia

    para volver a amar

    y despertar a los muertos.”

    No habría sobrevivido a las pérdidas de la edad adulta si no tuviera una infancia a la que siempre que puedo, vuelvo y me refugio. El lugar existe, es la casa de mis abuelos.
    Un beso Alejandra y sigue publicando, que te leo.

    1. Muchas gracias, Ricardo. Lo publiqué primero en FB y finalmente aquí. La infancia está y estará en mí, siempre. Cariños.

Los comentarios están cerrados.