La hora bruja, de Aurelio González Ovies

Recientemente finalizaron las I Jornadas Nacionales de Poesía Infantil y Juvenil en Cocentaina.

Por iniciativa de María García Esperón y debido al deseo que teníamos de participar en dichas jornadas, tanto María (desde la ciudad de México) como Asunción Carracedo (desde León, España) y yo (desde Buenos Aires, Argentina) participamos con este video del poema La hora bruja que el poeta asturiano Aurelio González Ovies escribió y envió especialmente para la ocasión.

Tanto en Voz y Mirada como en los blogs Bibliopoemes y el de María García Esperón podrán encontrar información detallada sobre este gran evento poético que es el comienzo de un camino en donde confluyen las voces y miradas poéticas de América y España.

 

 

Es una hora meiga.
Es una hora bruja.
Cerramos el mundo
y a nuestra burbuja.
No es porque sea fea,
o tenga verrugas,
o vuele en escoba,
o huela a tozuda.
Allí cocinamos
sopa de petunias
requemamos sueños
con versos y azúcar.
No es a media tarde
tampoco a la una,
es como a caballo
del siempre y del nunca.
Pero es un secreto
nuestra hora bruja,
es una hora vieja,
una hora mayuca.
En ella nos caben
la tierra y la luna
y armarios repletos
de viento, de bruma.
Miles de recetas
para travesuras
y cientos de planos
con mágicas rutas.
Subimos a montes,
cruzamos llanuras
y está prohibido
que nadie se aburra.
Nada de tristezas,
ni mentira alguna;
nada de enfadarse,
en la hora bruja.
En ella no hay prisa
ni penas ni dudas
ni miedo ni sustos
ni gripe ni culpas.
Procura encontrar también
tu hora bruja,
es como un jarabe
que todo lo cura.

(C) Aurelio González Ovies

VIDEO

Realización: María García Esperón

Voces
Alejandra Moglia (Argentina)
Asunción Carracedo (España)
María García Esperón (México)

Anuncios

4 comentarios en “La hora bruja, de Aurelio González Ovies

  1. Muy bonito. A uno le gustaría volver a ser niño, como para poder disfrutar un poco más este maravillosos poema de Don Aurelio. Y qué bueno el “crisol” de voces: la de la argentina, la de la Mexicana y la de la Española. Tan diferentes entre sí, y a la vez tan únicas y unidas por este idioma tan querido, el Castellano.
    Muy bueno, como siempre.
    Ale…jandro

    1. ¡Gracias, Ale! Pero no hace falta ser niño para disfrutar este poema de Aurelio ni para que encuentres tu Hora Bruja. Un beso!

Los comentarios están cerrados.