II Congreso de la Palabra

El II Congreso de la Palabra se realizó entre el 24 y 26 de noviembre en León, Salamanca y Guanajuato y ha sido organizado por el Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato. Su lema central ha sido Identidad y Libertad.

Uno de los objetivos de este Congreso en relación a este lema ha sido consolidar grupos de promotores de lectura que incluya tanto a a los docentes y bibliotecarios como también a niños narradores.

 

María García Esperón y René Ramírez, maestro del estado de Guanajuato en la tarea de elaborar un manual de la lengua chichimeca.

En el mismo se han hecho presentes especialistas de Argentina, Ecuador, Cuba, México, Colombia y España. Es así como narradores, escritores, investigadores y representantes de diversas editoriales e instituciones educativas participaron del mismo aportando su experiencia y enriqueciéndose con el intercambio de ideas, propuestas y actividades.

Entre los invitados al Congreso estuvo la escritora mexicana María García Esperón quien presentó la conferencia “Copo de Algodón. Un pasado muy presente. Un pasado lleno de futuro” y llevó, además, la voz del poeta asturiano Aurelio González Ovies a través de su poema “Cada palabra” con la idea de hacer llegar cada una de esas palabras a cada una de las voces allí presentes, a muchas voces, a todas las voces.

Dice la autora:

Cada palabra nos suma al infinito, dice el poeta. Y cada palabra española que aprendía Tecuixpo en esa convivencia forzada la sumaba al infinito, la tejía en otra tela, la soñaba en otro sueño. Y asomada al lenguaje de los españoles se dio cuenta que Cortés lloró con sinceridad la muerte de Moctezuma, lo cuenta Bernal Díaz y nosotros lo sentimos a través de Copo de Algodón, porque la hacemos voz y la hacemos letras y con ella nos hacemos infinitos para comprender estos delicados momentos que nos fundaron, que nos hicieron ser cómo somos…

En cada nombre habita un mundo inmenso. En cada nombre hay muerte y hay orígenes. En el nombre de Copo de Algodón está la muerte de un mundo y el origen de otro. Muere Tecuixpo Ixtlaxóchitl en su mundo indígena y nace Isabel en su mundo nuevo, que no es solamente español ni solamente azteca, sino que es conjunción –a ratos se antoja imposible- de dos infinitos: el Mediterráneo con sus griegos, romanos, fenicios, árabes, íberos, celtas… y el Anáhuac con sus pueblos peregrinos y guerreros, sacrificados y crueles, hombres calendario y hombres estrella, fatalistas de los astros, macehuales merecidos de Quetzalcóatl, pueblo de sol de destino inmenso que acostumbramos considerar truncado por la conquista española y que tal vez desde los ojos de Tecuixpo aprendamos a mirar de una manera diferente, a superar el llamado trauma de la conquista y a invocar y congregar, a nombrar y aceptar y nombrar de nuevo nuestras dos tradiciones infinitas y comprender que Mediterráneo y Anáhuac son lo mismo en su diferencia: entre tierra y entre agua por sus respectivas etimologías.

Seguir soñando y despertar en un sueño mejor en el que le damos la bienvenida a todas las palabras, en castellano y en náhuatl. A todos los ojos y a todas las conciencias, a Sócrates y a Nezahualcóyotl, a Cortés y a Moctezuma, a Andalucía y a Oaxaca, a los gitanos y a los tarahumaras, al Guadalquivir y al Usumacinta, a Tecuixpo Ixtlaxóchitl y a Isabel Moctezuma, una niña de 9 años a la que le hemos dado la oportunidad de decir y de decirnos, parada de puntillas desde sus sandalias aztecas: Yo soy la voz, tengo el lenguaje.

Fragmento de la conferencia de María García Esperón en el II Congreso de la Palabra.

 

 

Fuentes

Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato. Disponible en: http://guanajuato.gob.mx/cultura/

María García Esperón. Disponible en: http://mariagarciaesperon.blogspot.com/

Voz y Mirada. Disponible en: http://vozymirada.blogspot.com/

Anuncios