Reyes Magos, dos poemas y una canción

A los reyes magos…, de María García Esperón

A los Reyes Magos
les pedí un deseo
en una mañana
muy clara de enero.
A los Reyes Magos
les pedí un regalo:
una yerba buena
para el desencanto.
A los Reyes Magos
les dejé en la sala
para sus camellos
jarras de esperanza.
Visto en: Miel y Versos

Reyes para Reyes Magos, de María Rosa Serdio

Un jueves por la mañana
se encontraba el rey Melchor
escribiéndoles la carta
a los Reyes del Amor.
Y decía:
Oh mi amado Rey Gaspar,
tú que eres mi preferido
¿Me traerás cura de amor
para un mundo tan herido?
Luego, un viernes por la noche,
tras la hora de cenar,
escribió su carta nueva
al rey Melchor, Baltasar.
Y le pedía, amoroso,
que trajera, por favor,
una cura milagrosa
para sanar el dolor.
Y el rey Baltasar, pensando
qué le podía pedir,
escribía a su rey mago
diciéndole algo así:
Oh, mi amado rey Melchor,
tú sabes cómo te quiero
¿podrías traerme, porfa,
unas ramas de romero,
unos libros de colores,
un globo con corazón
y una caja de semillas,
semillas de nueva flor?
Han de ser de flor de sueños.
Han de ser de flor de amor.
Han de ser de flor de vida,
De flor de sueños en flor.
Y respondieron felices
en su día los Reyes Magos
y los tres Reyes, los tres,
todos tuvieron regalos.
La magia no se entretiene.
Tú la llamas y ella viene.

Los Reyes Magos, de Félix Luna y música de Ariel Ramirez

Llegaron ya los reyes y eran tres,
Melchor, Gaspar y el negro Baltasar
arrope y miel le llevarán
y un poncho blanco de alpaca real.

Changos y chinitas duermansé
que ya Melchor, Gaspar y Baltasar
todos los regalos les darán
para jugar mañana al despertar.

El Niño Dios muy bien lo agradeció
comió la miel y el poncho lo abrigó
y fue después que los miró
y a medianoche el sol relumbró.

Visto en Efemérides Culturales Argentinas. Día de los Reyes Magos

Anuncios