María Teresa Andruetto recibió el Premio Hans Christian Andersen 2012

En el día de hoy, nuestra queridísima escritora María Teresa Andruetto recibió el Premio Hans Christian Andersen 2012.

El blog Donde viven los libros ha publicado el discurso completo de aceptación del premio y nos ha dado la posibilidad de, a través de la lectura de las palabras de María Teresa, sentir que estuvimos allí junto a ella. Cada una de sus palabras está cargada de emoción, de profundidad, de belleza, de verdad, de música, de identidad, de amor a la literatura y al lenguaje, de compromiso, de ella que es así y sus lectores lo sabemos muy bien. También lo ha publicado en su muro de facebook la propia María Teresa Andruetto. Comparto aquí un fragmento del mismo, sabiendo que es muy difícil hacer una selección. 

En cuanto a mí, me gustaría llegar al corazón de quien me lee, llevarlo a sentir y a pensar, porque contra el adormecimiento de la conciencia, la literatura nos propone una de las inmersiones más profundas en nosotros y en la sociedad de la que formamos parte. La literatura se construye con un bien social –el lenguaje- , un bien que es de todos, y se alimenta de los relatos que esa sociedad genera. Es bueno recordar cada tanto que los escritores nos apropiamos de ese patrimonio común y que ese patrimonio regresa para pedirnos que volvamos la cabeza hacia los otros. Para pedirnos que miremos y escuchemos con atención, con persistencia, con imprudencia, con desobediencia, no para dar respuestas sino para generar preguntas. Hay algo sagrado entre un escritor, su lengua y su sociedad. La ligazón entre las condiciones de una cultura y las formas estéticas que un individuo encuentra marcan el camino de regreso a dolores personales o sociales que, en la alquimia del trabajo, lograron mutar en hondura, armonía o belleza, tal como nuestro admirado Andersen transformó la miseria o el desprecio en La vendedora de cerillas o El patito feo. 
Se trata entonces del camino de una mujer hacia lo propio de sí y de su sociedad. Lo propio, eso que es también lo desconocido de nosotros, una voz alimentada y sostenida por las voces de muchos otros. Así, buscando mi propia identidad en la historia de un muchacho que atraviesa el océano, en la de niños cartoneros en una villa de emergencia, en la de una niña que ansía vivir con su madre o en la de una joven un poco extraviada -personajes adormecidos, íntegros o necesitados de amor- estaba buscando de algún modo misterioso la identidad de mi pueblo. 
Y de aquí al blog de Carola MartinezDonde viven los libros” y al muro en Facebook de María Teresa Andruetto a disfrutar, vibrar y emocionarse con cada una de sus palabras  y también con las fotos publicadas.
Anuncios