Los muertos andan en bici, de Christel Guczka (texto) y Betania Zacarias (ilustraciones) – Ed. El Naranjo

nenBici

“Tocino no tiene mucha suerte en los trabajos de la escuela cuando se trata de hablar de su familia, pues su maestra siempre cree que está inventando cosas de mal gusto.Por el último relato, se ganó tres días de suspensión. Lo bueno es que ya salió de vacaciones y tiene listo el equipaje, su bicicleta y un cuaderno para ir anotando las aventuras del viaje al que lo acompañará su perro Zacate. Aunque parece que todo será igual a sus últimas vacaciones, alguien ha decidido acompañarlos, así que pronto descubrirá que éstas serán inolvidables.”

Los muertos andan en bici es un libro escrito por Christel Guczka e ilustrado por Betania Zacarias que ha sido editado por El Naranjo.

El libro aborda el tema de la muerte y la ausencia sin puntualizar en la tristeza y la melancolía sino con frescura, naturalidad y un notable sentido del humor.

El protagonista del libro es un niño llamado Tocino cuya maestra considera que inventa historias de muy mal gusto, sus relatos la espantan hasta el punto de suspenderlo de la escuela por lo que escribe pero, para la tranquilidad de Tocino, comenzaron las vacaciones.

¿Qué sucede? Alguien muy querido que ha fallecido hace un tiempo se hace presente porque olvidó que había muerto y no se aparece en forma espiritual. Se hace presente con su cuerpito muerto porque está bien muertito. Lo que no ha muerto y sigue tan vivo como antes es la complicidad entre estos dos personajes, el cariño, el deseo de cuidarse uno al otro, y las ganas de andar en bici.

¿Qué decidirá Tocino? ¿Le contará a la maestra la verdad de lo sucedido en su relato? Podría ganarse más días de suspensión ¿o contará una historia rebosante de “normalidad”?

A pesar de la maestra, lo que también está muy vivo para Tocino son las ganas enormes de contar su verdadera historia cuando sea grande.

En el ensayo “Apuntes sobre el humor, los niños y lo infantil”, Luis Pescetti señala que la primera pregunta que debemos hacernos es ¿De qué se ríen los niños? Entre un listado de cuestiones menciona en segundo lugar: “De lo que da miedo (desafiarlo, vencerlo, real o simbólicamente, humillarlo)” y uno de los ítems incluidos en esta  categoría es la muerte.

Pero en primer lugar, Pescetti dice que los niños se ríen de “rebelarse contra la autoridad, así estén representados por: una persona, una institución, una regla de comportamiento (incluye los límites), valores impuestos”, y en esta categoría dice que podemos incluir, entre otras cuestionestrastocar las cosas tal como son o se las conoce (en procedimiento y contenido): reglas de lenguaje, formas lógicas, principio de realidad, convenciones sociales”.

Este libro trata justamente de eso. Es muy divertido y creo que le encantará a los chicos quienes, al igual que Tocino, se seguirán formulando preguntas acerca de la muerte.

Las preciosas ilustraciones de Betania Zacarias en las que predominan los colores de la tierra y el azul se amalgaman a la perfección con el texto.

Los muertos andan en bici ha sido publicado por Ediciones El Naranjo en su colección Mar de Cuentos, en una edición muy cuidada con tapa dura, y se presentó el año pasado en la FILIJ. 

El próximo sábado 9 de febrero en la  Biblioteca BS – IBBY México / A leer se realizará otra de las presentaciones del libro de la cual participará Christel Guczka y el narrador Luis Puga.

Algunas páginas del libro pueden leerse haciendo clic AQUÍ. ◘AM.

Anuncios

Un comentario en “Los muertos andan en bici, de Christel Guczka (texto) y Betania Zacarias (ilustraciones) – Ed. El Naranjo

Los comentarios están cerrados.