Voces tejidas por la literatura: Experiencia en el II Congreso Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil, por Adriana Lis Maggio

Foto en: La Red Pampeana
Foto en: La Red Pampeana

En la Sierra Nevada de Santa Marta, en el caribe colombiano, viven los Kogi (…) Ellos son portadores del secreto de la “Ley de la Madre” que indica cómo preservar la tierra que heredaron de los antiguos. Para ellos, nosotros los civilizados, somos los Hermanos Menores a quienes ellos deben cuidar (…) Se dice que la madre Kogi carga su bebé en las espaldas hasta que le llega el momento de aprender a caminar. La madre le da su mano, le ayuda durante unos días y una vez el niño da el primer paso suelto, de ahí en adelante, lo sostiene solo con su voz. Las palabras nutren al hijo. La palabra es poderosa, es mágica, es mucho más que aire cálido que sale de nuestro cuerpo.

En este mundo, donde conviven siete mil lenguas, cada minuto desaparece una palabra como desaparece una mariposa, una rana o un bicho todavía sin nombre, sin clasificación hecha por el hombre. Las palabras son alimento, fuerza, sentido y apoyo para la gente (…)

Esta voz que sostiene es la que desde la más temprana edad necesitan nuestros hijos. Voces tejidas por la literatura y por su capacidad de construir el mundo, darle sentido y transformarlo al ser apropiado por la escucha atenta, casi hipnotizada de un chiquito o por un lector imperturbable…” [1]

 

  Voces tejidas por la literatura: Experiencia en el II Congreso Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil

 

Adriana Lis Maggio

Escritora. Ediciones Orillera

 

Participar en la segunda edición del Congreso de Literatura Infantil y Juvenil 2013, en Bogotá, Colombia, fue un placer amplificado cada día por la calidad – y calidez- de cada uno de los ponentes y la diversidad de los participantes. Bogotá es una ciudad que trabaja para “ser más humana” y los logros en ese camino se dan a base del carisma, la amabilidad y – parafraseando a mi amigo Fernando – “la esperanza continua y  la realidad intermitente”.

Escritores, editores, expertos, bibliotecarios, asistentes  de México, Argentina, Brasil, España, Puerto Rico, Perú, Cuba, Chile, Uruguay, Colombia… fuimos cobijados por la hospitalidad bogotana y la organización impecable de la Fundación SM de España, organizadores del evento junto al Banco de la República y la Biblioteca Arango de Colombia.

Los datos indican que hubo más de  600 participantes de 15 países diferentes y la emoción dice que hay, persiste, continuará… un enorme caudal de talento y diversidad que abarcan las LIJ haciendo que no haya clasificación alguna sino una LITERATURA- así con mayúscula-  que se emparenta más con el arte que con la pedagogía y rompe estereotipos para arriesgar miradas, voces que coexisten y se mezclan; temas, personajes.

 

-“Mamá,  yo voy a ser ¡Blancanieves! Y mi hermano, ¡un Príncipe!

–       ¡Qué bien! ¿Y yo qué voy a ser?

–       – No  mamá, vos ya fuiste…”

 

Esta anécdota, rescatada por la escritora Yolanda Reyes, da cuenta tal vez de una definición propia de literatura infantil que nos dice que es aquella que los niños prefieren y eligen. Aquella que leen con placer y que, en todo caso, define al lector por la complejidad del lenguaje y no por una edad.

La conferencia inaugural “Papel y pantalla: modos de leer”, estuvo a cargo del doctor en filosofía, escritor e investigador Néstor García Canclini que- entre otras cosas- defendió  internet y las redes sociales como parte de la cotidianeidad de niños y jóvenes, alentando a maestros y pedagogos a incorporar sus recursos como fuente de aprendizaje educando en la gestión y análisis de esa información. “Incorporadas…” más no “la panacea”, dijo.

García Canclini insistió “en que en los procesos de extensión de la comunicación” siempre se produce “una apertura de nuevos horizontes”, pero también “una masificación banalizadora”  y provocó con eso de que no se trata de un fenómeno nuevo: ya Jorge Luis Borges, a principios del siglo XX,  denunció lacharlatanería de la brevedad”, lo que a su juicio “demuestra que la verborrea ¡no es un invento de la red!”

Defendió así la capacidad de acceder a una mayor diversidad de contenidos que permiten desarrollar “lecturas intertextualizadas” y valoró que “los libros no están en crisis, sino en relaciones de dependencia con nuevos soportes y formas de leerlos”.

Tuve oportunidad de intercambiar unas palabras y preguntarle acerca de sus lecturas de infancia: “… leía mucho, con mi padre, desde los cuatro años. Leía historietas, todo. Muchos libros de religión- éramos protestantes- y a los 16, cuando dejé de ir a la iglesia, iba a la biblioteca. Estudiaba arquitectura y en tercer año teníamos trigonometría. No era para mi, en las clases me iba a leer, leía teatro y toda clase de textos exóticos, enormes, complejos. Luego me pasé a las ciencias sociales y ahora leo muchos cuentos…con mi nieta”

Consultado por un docente acerca de la conveniencia de leer “horizontal ” en formato de libro papel  o “ vertical”  en internet  dijo que …no se trata de sustituir un modelo cultural por otro sino de complementar y expandir “ …” lo de vertical/ horizontal no me gusta nada, vertical suena a cierto autoritarismo respecto del contenido,  no de  la forma de leer … bueno– bromeó- no me voy a expandir, hay mucho sobre esto en la web, googleeló…”.

 Siempre los libros para niños y jóvenes corren el riesgo de la pedagogía, es más , a veces están muy bien hechos, son entretenidos… pero hay que huir de ellos, son como ofrecer una torta de chocolate ¡rellena de espinacas!

Algo así disparó la bibliotecóloga Gloria María Rodriguez en una mesa redonda acerca del Arte de la Mediación.

 

Construir mundos…

En esta segunda edición del CILELIJ, – la primera fue en 2010, en Santiago de Chile dónde también estuve y  no sólo compartí lecturas sino el mal trago del terremoto – llevó por título “Escribir, ilustrar y leer libros infantiles y juveniles hoy en Iberoamérica” y abordó con abundancia de ponentes y calidad , tres ejes, a saber:

 

1- La vida privada: familia, amor, amistad, cuerpo y sexualidad, subjetividad e intersubjetividad.

2- La vida pública: escuela, ciudadanía, dimensión política, emigración y exilio, violencia, problemas sociales, deberes de la persona frente a la naturaleza, la biodiversidad.

3- Lo trascendente: fe, religión muerte, esperanza, magia, creatividad, trascendencia, utopías y distopías.

 

De tal modo, disertantes calificados como Michele Petit (Hay que llenar los bolsillos de los niños de conocimientos, de historias y palabras para que no se sientan desnudos ante el mundo”); la deliciosa María Teresa Andruetto ( “Un escritor es un buscador cuyo placer más puro es encontrar entre miles de palabras, las palabras”);  el audaz y valiente Daniel Goldin del FCE México  (“ Un buen editor es como un buen  amante” ); el brillante escritor y crítico Gustavo Martín Garzo ( “ Qué son los cuentos sino los sueños de los niños despiertos”); la polifacética Marina Colasanti ( “Los adultos pensamos que los niños son infantiles,pero no lo son en absoluto, ellos entienden todo”) y muchos, muchos  más, fueron desgranando historia, teoría y emoción alrededor de esta propuesta de programa.

 “ La anécdota favorita de Samuel Beckett era aquella del sastre que recibía una queja furibunda por haber tardado meses en hacer unos pantalones, cuando Dios había creado el mundo en siete días tan solo. Y el sastre le replicaba al cliente: “Sí, pero mire el mundo… y mire mis pantalones.” Y si ese principio, enseñar a saber lo que aún no sabemos, debería servir para la educación, aún más debería de ser el principio de la literatura: los pantalones frente al mundo, es decir, la recreación de la vida frente a la vida misma” De la conferencia de Gonzalo More Trenor

Una de mis citas preferidas le pertenece a José Saramago y dice “ contar los días con los dedos  y encontrar la mano llena” .Otra vez la utilizo porque, después de esta experiencia, después de haber compartido la maravilla de la literatura en múltiples voces, la luz rumorosa de las tardecitas bogotanas cuando regresaba al hotel vuelvo con más y más pajaritos en la cabeza y una ebullición que necesita dedos y días para escribir y compartir a manos llenas. 

___________________

[1]          Fragmento del discurso de la escritora y Secretaria de Cultura de Bogotá, Clarisa Ruiz Correal, durante la inauguración del II Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil, CILELIJ 2013, que fuera presidido por Dña Clemencia de Santos, Primera dama de Colombia.

______________________________________________________________________

NOTAS:

* Mayor información y fotografías en www.cilelij.com

* El CILELIJ (Bogotá 2013) realiza la siguiente Declaración:

  1. La Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) iberoamericana actual interpreta y recrea la realidad de niños y jóvenes con el fin de interrogar y conocer el mundo de una manera integral: en la vida privada, la vida pública y en lo trascendente.
  2. Los niños y jóvenes necesitan nutrirse de palabras para su crecimiento emocional, intelectual y social.
  3. La LIJ es una potente mediadora entre familia y vida, entre lo personal y social.
  4. Los creadores asistentes al Congreso ratifican su compromiso con una literatura de naturaleza artística e insisten en la necesidad de continuar superando la dependencia que de la doctrina, la moralidad y la pedagogía, tuvo la LIJ en otros tiempos.
  5. Literatura y educación deben unirse para procurar salvar las desigualdades sociales de la población. En ello los recursos digitales abren nuevas posibilidades.
  6. El CILELIJ apuesta por una mediación lectora creativa y comprometida con las resonancias de la obra artística e los niños, lo jóvenes y su entorno; e insiste en la necesidad de crear espacios de formación de mediadores en literatura y arte.
  7. En el Congreso se ha evidenciado el crecimiento de la comunidad de ilustradores  y escritores de LIJ, contribuyendo a la construcción de un proyecto iberoamericano.
  8. El libro LIJ camina hacia una pluralidad de formatos que necesitará nuevas formas de mediación en las que el lector tendrá un mayor protagonismo.
  9. El CILELIJ insta a gobiernos e instituciones públicas y privadas a que garanticen el derecho de niños, jóvenes y familias al acceso a los libros como bien cultural imprescindible, sin discriminaciones sociales, económicas o geográficas.
  10. El CILELIJ se reafirma como un espacio iberoamericano de diálogo, intercambio e integración de creadores, mediadores, investigadores y, sobre todo, lectores, que posibilite el conocimiento mutuo y el enriquecimiento de la diversidad cultural de la región.

* En el marco del Congreso se realizaron actividades abiertas al píublico ( presentación de libros, charlas, muestra de ilustradores y un pic nic literario en parques y plazas con lecturas, narraciones y espectáculos para toda la familia. Allí se sumaron los libros de Ediciones Orillera) 

______________________________________________________________________________________________________

Quiero agradecer muy especialmente a la escritora Adriana Maggio por permitirme publicar en este espacio su texto sobre la  experiencia vivida en el II Congreso Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil (CILELIJ).

Blogs de la autora

Anuncios

Un comentario en “Voces tejidas por la literatura: Experiencia en el II Congreso Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil, por Adriana Lis Maggio

Los comentarios están cerrados.