Reseña de “Todo cabe en un jarrito”, de Laura Devetach e ilustraciones de Mariana Ruiz – Ed. SM

Laura Devetach

Ilustraciones de Mariana Ruiz Johnson

SM

(Primeros lectores)

2012

 

El libro reúne dos cuentos orientados a primeros lectores. El primero de los textos, que da título al libro, nos transporta a un viaje fantástico dentro de un jarrito. ¿Todo cabe en un jarrito? En el amplio margen de posibilidades que brinda la literatura fantástica, esto es posible. Conocemos a la Viejita de un solo diente: así es presentada la protagonista por el narrador. Ubicada en un contexto de  escasez económica a orillas del río Paraná su vida transcurre con humildad y gesto solidario hacia el mundo que la rodea.

“Su rancho era de barro y el techo de paja tenía un flequillo largo que apenas si dejaba ver la puerta y las dos ventanas del tamaño de un cuaderno.”

Vive sola pero la puerta abierta de su casa permite que muchos vengan a visitarla y le brinden afecto y compañía con la ternura del mate que convoca intimidad y confianza.

Algunas veces sucedió que en las tardecitas calientes se juntaban todos: perros, gatos, loros, chicharras, vecinos de a pie o a caballo, vaquitas de San Antonio que se dormían en la higuera y malones de mosquitos que cantaban y querían comer.”

La palabra todos establece una igualdad entre personas y animales que ocupan en el enunciado espacios que construyen un escenario mágico que precede y orienta al lector en los acontecimientos mágicos que están por suceder. Llega la inundación, la vida de todos corre peligro y el rancho de la Viejita de un solo diente, se presenta como refugio seguro.

“Y así fueron llegando el pavo, el chancho, la chancha y los chanchitos, un tatú mulita, dos ovejas y todos los socios más chicos: pulgas, piojos y garrapatas.”

Y aquí aparece el jarrito de mate cocido como nave salvadora en la que podrán ocupar un lugar los refugiados, a pesar de tratarse justamente de un envase muy pequeño. Es una nueva arca de Noé y allí reunidos encontrarán las lanchas que realizan salvatajes cuando las aguas enloquecen y todo lo invaden.

Lo fantástico cargado de poesía nos transporta, nos incluye como lectores, y nos vuelve más humanos porque la salvación solamente es posible en la reunión, que quiebra la amenaza y muestra cada vez la voz de una viejita que nos recuerda…

-“Todo cabe en un jarrito si se sabe acomodar.”

“La fiesta del Chtzzzz

El segundo cuento del libro rinde homenaje a las fiestas puebleras, a esos bailes y cantos que siguen naciendo lejos de las grandes urbes, cerca del hombre y la mujer, que con amor fabrican sus sueños, sus alegrías para ellos, para sus hijos.

El texto se presenta con el enunciado de los cuentos tradicionales:

“Hace muchos, muchos años en un lugar lejano, se celebraba la gran fiesta del Chtzzzzzzz.

El festejo se organizaba lejos del pueblo, en una llanura amarilla y verde, del otro lado de la montaña.”

Los organizadores deben ir y venir para obtener todo lo que  necesitan para la fiesta: ramas, fósforos para encender el fuego, piedras que servirán para que cada cual se siente alrededor de la fogata. Y también convocan historias para contarse. Cuando la fiesta cuentera termine, cargarán agua, apagarán el fuego, volverán a sus hogares.

La repetición del verbo caminar, como fórmula mágica, otorga movimiento a todo el relato y se hacen visibles los actores del festejo en su labor de reunir todo lo imprescindible para el encuentro.

“Camina que caminarás dejaron sus cocinas abrigadas, cruzaron el bosque, la montaña, el río y el precipicio.”

“Camina que caminarás, cruzaron el precipicio, el río, la montaña y pararon en el bosque para juntar ramas secas”

De esta manera el relato se va transformando en una alegoría de la historia de la humanidad, de un pasado que se recrea en el presente de quienes conservan la costumbre de la reunión cuentera. Imaginamos reuniones así desde hace miles de años, y allí, alrededor del fuego, el milagro de la literatura, como una necesidad humana de contar y de escuchar.

El narrador se incluye en el cuento y lo vuelve colectivo, lo transforma en sueño y en poesía:

Yo crucé la ciudad y casi todo el mundo y llevé la historia para contar alrededor del fuego.”

Ese “yo” poético es el lugar del escritor, también del narrador, del que va y viene con ramas y fósforos para prender la hoguera y darle sentido a la existencia.

Lidia Blanco. Investigadora y crítica literaria

Coordinadora del Espacio LIJ La Nube.

2 pensamientos en “Reseña de “Todo cabe en un jarrito”, de Laura Devetach e ilustraciones de Mariana Ruiz – Ed. SM

  1. Hola, Alejandra Gracias por esta reseña y por la de Periquito! Quero que sepas que todos estos links que me mandás los sumamos como reseñas en la ficha de cada libro de nuestra web, así los docentes, redireccionan a tu página Por ejemplo de El trasluz, verás dos o tres vínculos, entre ellos el tuy

    http://www.smliteratura.com.ar/el-trasluz/

    Saludos Cecilia Cecilia Repetti Gerenta de literatura infantil y juvenil

    cecilia.repetti@grupo-sm.com.ar

    [cid:68A59B98-550C-4FC2-9F02-EA04C73AC83A]

    AV. CALLAO 410, 2º PISO – [C1022AAR] CIUDAD DE BUENOS AIRES Tel.: 011 4000.0400 int: 208 Fax 011 4000.0403 http://www.sm-argentina.com http://www.smliteratura.com.ar

    • ¡Muchas gracias, Cecilia! La otra reseña no es de Periquito sino de Cuento escondido pero ya haremos la de Periquito. Gracias otra vez. ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.