Reseña de la conferencia “Una aproximación a las representaciones femeninas en la literatura infantil argentina: de la familia nuclear del 1900 al quiebre de los años sesenta” a cargo de Viviana Keegan

De izquierda a derecha: Marisa Beguiristain, Bernardita Zalisñak y Viviana Keegan

De izquierda a derecha: Marisa Beguiristain, Bernardita Zalisñak y Viviana Keegan

El viernes 13 de mayo en el Salón de Actos de la Municipalidad de Concordia tuve oportunidad de brindar la conferenciaUna aproximación a las representaciones femeninas en la literatura infantil argentina: de la familia nuclear del 1900 al quiebre de los años sesenta”. Fui convocada por la Dra. Bernardita Zalisñak , a cargo del Consejo Permanente por los Derechos de las Mujeres, Área Mujer y Equidad de Género de la Dirección de Gestión Preventiva y Promoción, Secretaría de Desarrollo Humano, Salud y Ambiente de la Municipalidad de Concordia. Dicho Consejo reúne periódicamente a referentes de la comunidad (del área de la salud, periodismo, arte, educación, pueblos originarios) para el intercambio de ideas y propuesta de proyectos. En ese contexto Marisa Beguiristain, maestra inicial de la escuela cooperativa “La Jirafa Azul”, propuso la charla sobre literatura infantil y género.

Quiero destacar que la convocatoria se hizo durante el mes de enero en momentos en que la ciudad de Concordia sufría una terrible inundación que alcanzó una cota de 16 metros (su tope es de 14m). Vaya mi admiración por este Consejo y esta comunidad que, aun viviendo situaciones límites, apuestan al futuro y a la formación de sus maestros y estudiantes.

La charla fue declarada de interés educativo y contó con la presencia de la Directora de Educación de la Municipalidad de Concordia, Prof. Eugenia Sandri, docentes de niveles inicial, primario, secundario y universitario, docentes y estudiantes de profesorados de los tres niveles, así como público en general interesado en la temática de la literatura, la educación y la mujer. El salón estuvo a pleno y al finalizar la exposición tuvimos un momento muy interesante de intercambio que demostró el profundo interés que tiene la comunidad respecto de esta temática.

La literatura infantil argentina de la primera mitad del siglo XX tiene una mirada sobre la infancia ligada esencialmente a lo pedagógico y moralizante, literatura que  no es tal y suele reproducir los roles que la sociedad adjudica a niñas y mujeres para que ellas los acepten, defiendan y transmitan. En este contexto positivista y desde el modelo de la familiar nuclear se publican libros especialmente escritos o compilados para  niñas, a modo de manuales de conducta, donde lo literario y estético pasan a un segundo plano, dejando el papel principal al modelo virtuoso a imitar (La Niña Argentina, de Rafael Fragueiro). Este modelo pasa por los escritos de Constancio C. Vigil (su editorial Atlántida y la Revista Marilú) y resurge  en la década del cuarenta en Lecturas para la niña que se hace mujer, de Germán Berdiales.

Sin embargo, la mirada comienza a fracturarse en los años cincuenta: la Colección Bolsillitos de Editorial Abril apunta al juego y al rescate de lo literario. Con el resurgir del feminismo en el mundo y en la Argentina en los  años sesenta aparecen nuevas concepciones sobre el papel de la mujer en la sociedad, un modelo de familia y una representación de infancia diferentes (de la mano de María Elena Walsh), que se plasmarán en una sólida literatura, un real ejercicio de escritura destinada a los niños.

La pregunta que intentamos contestarnos fue si las chicas hoy son más libres de elegir sus lecturas o siguen condicionadas por modelos impuestos no sólo desde lo literario sino de los medios en general, y si la literatura infantil y juvenil ofrece en este momento a sus lectores obras que traten la temática de la mujer y también la de niños que han hecho otras opciones sexuales.

Agradezco profundamente a Bernardita Zalisñak y a Marisa Beguistain por su excelente trabajo de organización y contacto, además de su calidez y su preocupación genuina por la causa de las mujeres y la educación. A las mujeres del Consejo y a toda Concordia por su amabilidad, ¡gracias!

Prof. Viviana Keegan

Espacio Lij La Nube

El pase de diapositivas requiere JavaScript.