“Stefano”, de María Teresa Andruetto

Stefano

María Teresa Andruetto

Sudamericana

2012

(Sudamericana joven)

El corpus publicado como juvenil presenta una gran heterogeneidad. Como señalan Cañón y Stapich (2012), se manifiesta una producción y circulación de textos que no pueden encasillarse dentro de los parámetros de una colección dirigida únicamente a los jóvenes. Las autoras hacen referencia a los libros “de borde”, es decir aquellos que, a la hora de ser incluidos en los catálogos editoriales, se encuentran en una zona híbrida de difícil categorización entre los libros dirigidos a los lectores adolescentes y los dirigidos a los lectores adultos. Lo que ubica a estos libros en el marco de una colección juvenil son las marcas paratextuales. Este es el caso de la novela Stefano que ficcionaliza el viaje del padre de la escritora que emigró de Italia a la Argentina. Su obra pone en crisis los conceptos de deshistorización, descontextualización y desficcionalización manifestados por Bombini y López (1992) en cuanto a la literatura juvenil, problematizando la escritura, el discurso literario y el horizonte del lector.

La autora ha entramado un texto que desafía al lector tanto adolescente como adulto gracias al trabajo realizado con el punto de vista y las voces narrativas, la prosa poética y el haber puesto el acento en cómo narrar aquello que quería contar. En definitiva, estamos frente a un texto de profunda belleza en el que se destaca su plurisignificación y ambigüedad, difícil de categorizar si no fuera por pertenecer a la colección Sudamericana Joven.

“¿Qué quieres?, dijo, ¿lo blanco o lo amarillo?

Yo dije: Lo amarillo.

Y ella guardó la clara para otra comida.

En el patio están asando un cerdo. Mi madre decía: quemar la carne es pecado. Le echan un menjunje que huele a ajo y vinagre. Mi madre decía: tirar el pan lleva al infierno. En el hueco de la puerta, entre la galería y la cocina, decía: no derroches la comida; decía: si comes la manteca con los dientes nunca tendrás nada. Stefano no sabe si mirar  lo que se asa afuera o lo que la tía Doménica bate adentro, sobre el mesón.

– ¡Cuántos huevos! ¿Que está haciendo?

-Un flan.

-¿Tantos?

-Veinticuatro. Para que no extrañés la comida que te hacía tu madre -dice Doménica, y le pide a Imelda que prepare la mesa”. (Andruetto, 2013: 39-40).

Como se observa en la cita elegida, la forma en que dialogan las voces de los personajes y del narrador en tercera persona es un ejemplo de la problematización de la escritura que presenta la obra y, también, de la puesta en crisis del concepto de deshistorización, ya que estas voces son representativas de grupos sociales con sus identidades culturales y pertenencias histórico-geográficas.

Stefano es un libro “de borde” porque desde su discurso estético plantea una ruptura, una problematización en cuanto a las voces narrativas, la prosa poética y el lenguaje hondo y austero pero también porque problematiza la compleja cuestión de los cánones (Stapich y Cañón, 2011). La obra de Andruetto –y ésta en particular- está legitimada por su calidad literaria premiada a nivel nacional e internacional que la destaca para su ingreso en la escuela gracias al canon selectivo. Sin embargo, lo inasible de su especificidad y su carácter polisémico y ambiguo en cuanto a lo literario requiere de mediadores lectores cuyo canon personal se fundamente en una selección sólida y comprometida capaz de resistir los embates del mercado editorial, y que sean generadores de un espacio de intercambio que invite a los chicos a ser partícipes de la experiencia de la lectura a partir de posibilitarles el ingreso al texto. (Hermida y Cañón, 2012). ◘ Alejandra Moglia.

 

Bibliografía

CAÑÓN, Mila;  STAPICH, Elena. “Sobre atajos y caminos largos: la literatura juvenil”. En: Revista El toldo de Astier. Nº 4, Abril de 2012. UNLP. Disponible en: http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/art_revistas/pr.5146/pr.5146.pdf

HERMIDA, Carola; CAÑÓN, Mila (2012). La literatura en la escuela primaria. Más allá de las tareas. Buenos Aires‐México: Novedades Educativas, p. 23 a 28.

LÓPEZ, Claudia; BOMBINI, Gustavo (1992): “Literatura ‘Juvenil’ o el malentendido adolescente”. En: Revista Versiones. Año 1, Nº 1, Mayo, Buenos Aires, Universidad Nacional de Buenos Aires, p. 28‐31.

STAPICH Elena; CAÑÓN, Mila, “Infancia, lectura y mercado”. En: Revista Pilquén. UNCo. Año XIII , 2011,  Nº 14.

Anuncios

Un comentario en ““Stefano”, de María Teresa Andruetto

  1. | | | |

    | | | Stefano es una bellísima obra de la Andruetto (como todas ellas).Tengo un problema al leer LITERATURA (así con mayúsculas) no pienso si es infantil, para adolescentes o para adultos, simplemente veo si está bien escrita o no.Justamente conversábamos con un grupo de amigas dedicadas a la literatura (ya sea xq somos promotoras, profesoras o distribuidoras de libros) que hasta hace unos años (15, 20?) no existía la clasificación “juvenil”.Que es algo nuevo que surgió, podría decirse x necesidad de las editoriales.Felices cuentos :O) Debby http://deborapert.weebly.com/ https://www.facebook.com/debora.pert |

    | | | |

    |

    | | | | Yahoo Correo Fondos |

    |

Los comentarios están cerrados.