Seminario y taller literario en La Nube

Durante el segundo cuatrimestre de este año, la profesora Lidia Blanco tendrá a cargo un seminario sobre cuentos clásicos infantiles y un taller literario. Ambas actividades se realizarán en La Nube.

  • SEMINARIO “SOBRE HADAS, OGROS Y BRUJAS”

Lectura y reflexión acerca de los cuentos clásicos infantiles.

Profesora: Lidia Blanco

TEMAS A DESARROLLAR

ORIGEN DE LOS CUENTOS DE HADAS.

El origen oral de los cuentos tradicionales. La tarea de los recopiladores. Estructuras narrativas básicas de los cuentos. Los héroes y su función en el relato. Roles y funciones de los personajes.

ABORDAJE DEL CUENTO DE HADAS DESDE DIFERENTES MIRADAS DISCIPLINARES.

  • Enfoque estructuralista. Vladimir Propp.
  • Enfoque psicoanalítico. Erich Fromm. Los sueños y la creación de los cuentos de hadas.
  • Enfoque sociológico. El cuento de hadas su representación del mundo y del sistema de valores. Marc Soriano.
  • Enfoque pedagógico. Función del cuento de hadas en la subjetividad de los niños y niñas. Bruno Bettelheim.

VIGENCIA DEL CUENTO DE HADAS EN LA CULTURA CONTEMPORÁNEA.

Visión contemporánea del “príncipe” y la “princesa”. Apuntes de Marina Colasanti sobre los procesos de identificación en la infancia.

Presencia de los mitos en obras literarias infantiles y juveniles actuales.

HORARIOS: SÁBADOS 13 A 16 HORAS

PERÍODOSEPTIEMBRE  OCTUBRE  NOVIEMBRE

CRONOGRAMA:

Septiembre    5/9    12/9     19/9     26/9

Octubre         3/10  10/10   24/10   31/10

Noviembre    7/11   14/11  21/11   28/11

  • TALLER LITERARIO “DE POETAS Y DE LOCOS…”

Taller literario abierto a la comunidad.

Un tiempo y un espacio de creación destinado a leer, escribir, jugar con las palabras, inventar mundos de ficción

liberar la imaginación.

Coordinación: Profesora Lidia Blanco

Martes 18 a 21 horas.


Informes e inscripción:

Organización La Nube

Jorge Newbery 3537- 4552-4080

talleres.lanube@gmail.com


Conferencia “Historia, identidad y LIJ: un trípode necesario”, por Lidia Blanco

La presente conferencia ha sido leída por su autora el pasado 10 de mayo en el marco de las Jornadas Internacionales de Literatura Infantil y Juvenil organizadas por Claudio Ledesma y coordinadas por el Círculo de Cuentacuentos.


CONFERENCIA

“Historia, identidad y LIJ: un trípode necesario”

Prof. Lidia Blanco

“Ese hombre, o mujer, está embarazado de mucha gente. La gente se le sale por los poros. Así lo muestran, en figuras de barro, los indios de Nuevo México: el narrador, el que cuenta la memoria colectiva, está todo  brotado de personitas”

Eduardo Galeano [“El libro de los abrazos” (2010).Siglo XXI]

 

Vínculos de la literatura con la historia. El factor ideológico.

El Arte en todas sus formas de expresión refleja momentos de la historia humana, representaciones del mundo, imágenes que nos permiten saber cómo era la mirada sobre la infancia, la familia, la sexualidad, la violencia, el amor en diferentes contextos. La literatura abre escenarios en los que podemos reconocer el pensamiento intelectual predominante, las pasiones, los sufrimientos, la miseria y la riqueza de los pueblos. En el presente trabajo se citarán obras de literatura para jóvenes que fotografían situaciones históricas que conmovieron la sociedad de su tiempo y que tienen presencia en la memoria contemporánea: situaciones límite como lo fue la epidemia de fiebre amarilla de 1871 en Buenos Aires; la guerra de Malvinas; la dictadura militar (1976-1983); la discriminación étnica; la marginalidad y la exclusión de los más carenciados.

La narrativa ficcional que explora acontecimientos históricos es sin duda subjetiva, pero nos cabe en este tema reflexionar sobre la posible objetividad de la historia oficializada en cada sociedad. El historiador es también un narrador que mira los acontecimientos próximos o lejanos a su tiempo con la carga ideológica que todo ser humano tiene. Por lo tanto no hay tanta distancia entre el texto del historiador y la ficción que lo recrea. La presentación de un determinado acontecimiento bélico, político o cultural contiene en su organización textual los datos que un investigador ha obtenido para narrarlos. Puede suceder que ignore una determinada información o bien que lea esa información con un prejuicio que lo lleva a mostrar un aspecto racionalmente seleccionado que conviene a su ideología.

La conquista del continente americano tuvo durante varios siglos una interpretación que podríamos nominar como oficial, y sostenida por las universidades, es decir por el ámbito académico: el avasallamiento de poblaciones se justificaba con la suposición de que se trataba de un camino hacia el progreso. Europa era el espejo en el que había que mirarse, y los pueblos originarios fueron criminalmente destruidos con la espada y con la idea de una evangelización que debían acatar. Bautismo o muerte fue la consigna. Y esa consigna fue legitimada por libros de historia que impartieron como saber objetivo, una masacre, un genocidio.

La literatura de la década del 60 abrió grietas en esa construcción impuesta. Muchos textos literarios enarbolaron la bandera de defensa de la dignidad de nuestros hermanos americanos, y esa literatura considerada subversiva por gobiernos dictatoriales sembró ideas revolucionarias y construyó otra representación de la verdadera historia de las etnias sumergidas en la miseria y la explotación. Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Héctor Scorza, entre otros, indagaron en sus creaciones la verdadera historia, que no era la de los vencedores. Y se pudo modificar el sentido histórico del tristemente célebre 12 de octubre como el Día de la Raza, que afirmaba en su sentido puntual, la discriminación de los que no pertenecían a la “raza blanca”. La literatura empujó muros en apariencia indestructibles, y develó verdades que luego se convirtieron en afirmaciones renovadoras.

Eduardo Galeano, que partió hacia el mundo de las palabras eternas el 13 de abril de este año, dejó su testimonio de historiador y poeta en toda su producción. Logró esa trama armoniosa en la que se cuentan historias verdaderas dentro de una atmósfera, un clima inquietante propio de la ficción, del realismo mágico. La trilogía “Memorias del fuego” es sin duda una obra documentada como lo testimonian las citas, pero constituye a la vez, una historia viva en la que se pueden ver los rostros de las personas nombradas, sentir el olor de los sitios que fueron escenario de acontecimientos que no se borrarán jamás de la memoria de los pueblos. La obra está compuesta por tres tomos: “Los nacimientos” (1982); “Las caras y las máscaras” (1984) y “El siglo del viento” (1986). Fue premiada por el Ministerio de Cultura del Uruguay y recibió el American Book Award de la Universidad de Washington en 1989. No integra una colección de literatura juvenil, pero sin duda debiera ser de lectura obligatoria en todas las escuelas secundarias para que los jóvenes se interesen y disfruten la historia.

El Siglo XXI con sus trágicas guerras, pero también con importantes gestas de defensa de los derechos humanos, dio impulso a la edición de obras referidas a la historia de América Latina en un registro que enfrentaba las versiones establecidas. En Argentina se movilizaron diferentes frentes culturales y académicos para mirar el pasado con los ojos de este presente. Con motivo de la celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires editó el libro “América latina hacia su segunda independencia. Memoria y autoafirmación”. Se trata de una compilación de ensayos de autores en su mayoría latinoamericanos, aunque también aparecen voces de Estados Unidos, Alemania e Inglaterra, sobre el tema de la situación de América Latina en el Siglo XXI y su renacer con nuevas formas de pensamiento. Gracias al aporte de historiadores e investigadores que cuestionan la historia tradicional con la que muchos hombres y mujeres fueron instruidos, está naciendo Otra Historia. El desprecio hacia el aborigen y el negro tienen sustento en obras con graves errores sobre lo ocurrido en el continente durante cinco siglos. Hay otra historia, y es posible entonces afirmar que los historiadores no son científicos, sino intelectuales que han tomado posición frente a los hechos y su discurso tiene una identidad ideológica.

Entre ellos se encuentra Zulma Palermo, profesora de literatura en la Universidad de Salta, investigadora de la cultura latinoamericana. Su obra se orienta hacia la construcción de marcos teóricos que explican el funcionamiento académico de las versiones históricas sobre el continente. La imposición del factor lingüístico, dejó de lado la identidad cultural de los pueblos que no respondían al modelo grecolatino. Es imprescindible una revisión de la historia latinoamericana. La universidad debe poner en crisis sus representaciones acerca del Otro que sostiene una voz y una forma de estar en el mundo diferente al modelo europeo. 

En una América Latina llevada a los mayores extremos de marginalidad y de pobreza, donde el hambre y la desnutrición de la infancia hacen esperar un futuro con mayores diferencias, la función tradicional de la universidad  reclama ser puesta en crisis confrontando  con la acción su inmovilidad y la transformación con su resistencia al cambio. (Palermo: 298)

Esa crisis está en marcha. Nuevos discursos circulan en las universidades latinoamericanas, nuevos nacimientos de ideas que destruyen antiguas afirmaciones. La fragilidad de la certeza del texto histórico nos debe llamar a reflexión y a la interrogación permanente sobre lo que se presenta como única versión. Transitamos un momento en que algunos textos académicos evidencian falsas informaciones, y la reciente reunión Cumbre de los Pueblos Americanos fortalece esta crisis y es partera de lo nuevo. En ese ámbito la lectura de lo político y de lo cultural genera debate y nos permiten cuestionar la posible objetividad de los historiadores.

¿Ficción literaria o realidad poetizada?

La literatura no intenta ser objetiva. Pero innumerables obras de todos los tiempos quiebran el orden cultural imperante e inauguran imaginarios que contribuyen a la formación de colectivos de ideas subversivos, irreverentes. En el campo de la producción artística para niños y jóvenes también existen rupturas, batallas ideológicas. Hay que elegir, seleccionar. Cuando el autor es verdaderamente auténtico artesano de la palabra, y demuestra un trabajo en detalle sobre las palabras que arman los textos, el espacio poético es fuente de saber y de conmoción. 

El número de obras de literatura juvenil que toman como eje episodios históricos o biografías, es inabarcable en este momento, dentro de un posible discurso para compartir de manera clara. Exploremos algunas obras que han logrado un espacio significativo entre los lectores infantiles y juveniles. Textos que los mediadores toman como referente literario, histórico y político.

Buenos Aires colonial.

La novela “Fiebre amarilla” (2014) de Franco Vaccarini integra una colección de Narrativa Histórica que propone el Grupo Editorial Norma. El autor nos traslada al año 1871 y recrea el paisaje de la ciudad de Buenos Aires de la época y la tragedia que la sacudió con la epidemia que dejó miles de muertos. Los datos que ofrece el relato evidencian una prolija investigación por parte del autor que enfrenta al lector con una historia de amor y de muerte con cautelosas pinceladas que evitan excesos dramáticos. Lucio y Matilde, sostienen su amor y van ocupando lugar al tiempo que el peligro crece y la peste se convierte en un monstruo que nadie puede detener. En una nota final se detalla la modalidad de la epidemia y el responsable de su expansión: la picadura de un mosquito, el Aedes aegypti que vive en zonas tropicales. El texto informa sobre el número de muertos en la ciudad: catorce mil habitantes sobre un total de ciento ochenta mil. Pero esta información científica se conoció muchos años después.

Dentro de la misma colección se ubica “El rastro de la canela” (2010) de Liliana Bodoc, una novela con fuertes marcas ideológicas y políticas referidas a la gestación de la revolución de mayo de 1810. Un amor prohibido debe enfrentarse con los códigos culturales del momento que establecían los matrimonios acordados sin la debida consulta a la mujer desposada. Clara y Amanda, hijas de una familia cristiana y de buena posición  económica, construyen biografías opuestas. Clara contrae matrimonio con un “caballero de posición” y transita una vida matrimonial castigada por la infidelidad que ella acepta sin rebelarse. Amanda, su hermana menor, se enamora de un mulato, fruto de relaciones marginales de su cuñado con una esclava. Tobías disfruta de cierta libertad en la hacienda de su padre y se orienta hacia la militancia política con otros jóvenes enfrentados con el rey de España. Sostenedor de ideas libertarias, defiende la independencia, y construye una existencia que lo coloca en peligro al tiempo que lo confirma en su dignidad. La relación amorosa de Amanda y Tobías se propone como alternativa enfrentando las normas, ambos violentan la sociedad de su época, construyen otra forma de vivir y de amar.

La Editorial Alfaguara presentó para ese mismo año, la Colección Bicentenario 1810-2010 integrada por una serie de novelas con contenido histórico en las que aparecen figuras y episodios conocidos a través de los manuales propuestos como base informativa.  La ficción los carga de emociones en las que se resalta el compromiso humano con los acontecimientos que permitieron construir una nación independiente de España. “El aprendiz” de Mario Méndez nos conduce por las calles de Buenos Aires desde la voz de un narrador, héroe de la historia, un jovencito que se presenta como discípulo de don Hipólito Vieytes. Y desde su propia experiencia revivimos las invasiones inglesas y la semana de agitados movimientos sociales con su momento triunfal, el 25 de mayo. Saturnino Caridad, huérfano y pobre puede acceder a Lucía, que pertenece justamente a una familia que se opone a los revolucionarios y el lector disfruta dos triunfos, el político y el amoroso, rematado con una boda. Otros títulos del mismo tema y sello editorial que aportan miradas sobre esa época son “El secreto del tanque de agua” de María Inés Falconi;  “La revolución”  y “La invasión” de Ricardo Mariño; “Diario de un viaje imposible” de Lucía Laragione y Ana María Shua.

Tiempos de dictadura militar (1976-1983)

El período de la dictadura militar y la guerra de Malvinas, fueron recreados en obras literarias que produjeron fuerte impacto en los mediadores y los lectores, especialmente aquellos que por diferentes motivos ignoraban los graves crímenes y la violencia que ha dejado sus marcas hasta este presente. Entre los primeros textos que ubican la ficción en el tema de la dictadura militar, se encuentra “Los pájaros mudos”, incluido en la antología “Un desierto lleno de gente”, de Esteban Valentino que editó Sudamericana en el año 2002. La  historia de los adolescentes capturados por un grupo de tareas y conducido a un centro clandestino, llevaba al lector inevitablemente a recordar el fatal destino de los estudiantes asesinados por defender el boleto estudiantil. Es un retorno a “La noche de los lápices”,  un diálogo con aquel episodio. . Pero en el texto literario el escritor trabaja estas identidades, la pasión por la justicia, el atreverse, es decir una mirada sobre esta etapa de la vida muy diferente a la que se mostró como única en los medios masivos, y que se asentó en la representación de la adolescencia como seres humanos banales, sexualizados en extremo, drogadictos, egoístas, y sin intereses puestos en lo social. Gastón Albiolea y Lucía Nievas, no responden a ese posible modelo basado en la desvalorización. Son héroes de su historia de amor, y de su historia de combate.

 “El año de la vaca”  novela juvenil de Márgara Averbach, editada por Editorial Sudamericana en el año 2003 explora el tema de la identidad de los hijos de las mujeres detenidas embarazadas y luego de dar a luz, asesinadas. Niños y niñas nacidos en los centros clandestinos de cautiverio fueron robados y posteriormente entregados a otras familias que luego se adjudicaron una paternidad falsa. La historia narrada por Márgara Averbach coloca en las voces de un grupo de adolescentes la reconstrucción de la verdadera identidad de una adolescente que ha crecido en un hogar ilegítimo y los pasos que recorre hasta descubrir su verdadero origen. La estructura de la obra está montada justamente en conversaciones entre alumnos de un curso de una escuela secundaria de Buenos Aires. Y esas conversaciones van armando la historia de Nadia, cuyo verdadero nombre es Celeste. Seis narradores aportan cada cual su mirada propia. Hábilmente la autora muestra en estos discursos de los adolescentes la polémica vigente en la sociedad argentina respecto a la devolución a su familia de origen de los hijos de los desaparecidos durante la dictadura militar.

La identidad recuperada por la labor de Abuelas de Plaza de Mayo, ocupa un espacio de ficción y realidad en “Quien soy”, (Calibroscopio, 2013). Cuatro relatos que nos conmueven y nos informan acerca de la historia de nietos recuperados. “Manuel no es Superman” de Paula Bombara e Irene Singer convierten en texto literario la vida de Manuel Gonçalvez, hijo de Ana María del Carmen Granada y Gastón Gonçalvez, sus padres asesinados por Carlos Azzaro y Luis Abelardo Patti, hoy condenados a prisión perpetua. “Sabés, Athos? de Iris Rivera y María Wernicke presentan a Jimena Vicario, que fuera abandonada en la Casa Cuna a los 8 meses. Fue cuidada por Susana que trabajaba en el Hospital de Niños y que no le ocultó su adopción. La buscaba y la encontró su abuela Darwinia, cuando había cumplido 8 años y ya había llegado la democracia. ”Los hermanos”, creación de María Teresa Andruetto y el ilustrador Istvansch, ilumina poéticamente la vida de Marcelo y Victoria cuyos padres estuvieron secuestrados en la ESMA y posteriormente asesinados. Crecieron en ciudades distintas y pudieron reunirse ya adultos en la casa de Abuelas de Plaza de Mayo. El cuarto texto pertenece a Mario Méndez y Pablo Bernasconi: “Querido melli”. Cartas dirigidas a su hermano mellizo componen el complejo recorrido de Sabrina Gullino Negro Valenzuela, hija de desaparecidos que logró reunirse con su hermano mayor, Sebastián. Falta un capítulo en la historia: encontrar a su “querido melli” que todavía está en algún lugar sin saber quién es…

Otras novelas ofrecen imágenes referidas a la vida de los hijos de militantes, el descubrimiento de la historia ocultada por temores de los adultos que habían quedado a cargo de ellos. Este es el tema en “El mar y la serpiente” de Paula Bombara (Grupo Norma, 2005); “Manuela en el umbral” de Mercedes Pérez Sabbi (Edelvives, 2011);”Rompecabezas” de María Fernanda Maquieira (Alfaguara, 2013)

La guerra de Malvinas está presente en la novela de Sandra Comino: “Nadar de pie” (Libros del Náufrago, 2010).Mavi, la protagonista, transita hacia la memoria de su padre muerto en la guerra. Es una novela de iniciación y la búsqueda de información que moviliza a la adolescente, resulta un recurso ficcional que le permite a la autora incorporar datos objetivos que son producto de la indagación de hechos documentados. La intensidad emocional sostiene al lector, al tiempo que la herida de la guerra se muestra transparente y permite acceder al conocimiento de los hechos dolorosos y participar en los duelos de los personajes que han perdido seres queridos en las lejanas islas.

“Las otras islas” (Alfaguara, 2012) reúne una serie de cuentos con diversas miradas sobre los hechos y los protagonistas que participaron de aquella penosa experiencia bélica. La antología incluye relatos de autores argentinos: Marcelo Birmajer; Liliana Bodoc; Pablo De Santis; Juan Forn; Inés Garland; Pablo Ramos; Eduardo Sacheri; Patricia Suárez; Esteban Valentino. El cuento incluido de Valentino ya lo conocía el lector: “No dejes que una bomba dañe el clavel de la bandeja”. Un amor adolescente truncado por una guerra, una bomba amenazante, un final abierto. Una guerra cuestionada.

Biografías ficcionalizadas de personajes históricos.

Mujeres de la historia” (Ediciones Abran Cancha, 2014) de Graciela Rendón ofrece una recorrida por personajes femeninos que tuvieron un rol destacado por su accionar en la sociedad de su tiempo, tales como Azucena Villaflor, Rigoberta Menchú, Eva Perón, Mariquita Sánchez, la Delfina, Juana Azurduy y Lucy, el fósil hallado en 1974 en Etiopía y cuya antigüedad se calcula en tres millones doscientos mil años. Cada relato ficcionaliza poéticamente al personaje central, y como apéndice se incluye la biografía documentada que completa cada historia.

Darío” (Ediciones El Colectivo, 2012) es un relato de Silvia Paglieta basado en la vida del militante Darío Santillán, asesinado por la policía  el 26 de junio de 2002 en la estación Avellaneda. El texto dialoga con imágenes creadas por tres ilustradoras: Alejandra Andreone, Natalia Revale y Florencia Vespignani. La ficción nos lleva a la infancia de Darío, a su adolescencia, a la militancia. La obra se completa con notas aclaratorias de cada hecho mencionado y el lector puede obtener información objetiva sobre la trágica muerte del joven.

Paquelé” (Ediciones del Eclipse, 2006), magnífica novela de Julio Llanes,  es la historia de un negro esclavo que recorre un largo camino hacia la libertad y la recuperación de su condición humana. No se trata de un personaje históricamente registrado, pero es el símbolo de todos los que padecieron crueles sufrimientos en Cuba a fines del siglo XIX, y en su dimensión alegórica representa a toda una raza condenada hasta el presente a la discriminación y el maltrato en países como Estados Unidos que no han incorporado a su cultura la Convención de Derechos Humanos y los violan insistentemente.

Hacer la historia

Las obras mencionadas construyen la historia social y política en la que transcurren las vidas de los personajes que verdaderamente participaron en el armado de este mundo que habitamos. El joven lector puede acceder a una literatura que explora hechos históricos y que busca construir un ciudadano crítico, comprometido, pensante. Viajar por el pasado permite habitar el presente con conciencia y necesidad de participación. Uno puede mirar cómo pasan las cosas o encontrar la manera de detener lo que parece invencible y levantar las propias banderas, los ideales, y poner algo de sí mismo para no pasar desapercibidos. Dejar huella, saber que pusimos un granito de arena, que aunque pequeño, sumado a otros levantará una montaña en el futuro.

 

Referencias bibliográficas

Biagini, Hugo /Roig, Arturo. Compiladores. “América latina hacia su segunda independencia. Memoria y autoafirmación”  (2007). Buenos Aires. Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A.

Palermo, Zulma. (2007)”Desafíos éticos para la Universidad Latinoamericana del futuro”. En: América Latina hacia su segunda independencia. Memoria y autoafirmación”. Compilación de Hugo Biagini y Arturo Roig. Buenos Aires: Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara.

Obras literarias citadas

Averbach, Márgara (2003) “El año de la Vaca”. Buenos Aires: Editorial Sudamericana S.A.

Bodoc, Liliana. (2010)”El rastro de la canela”. Buenos Aires Editorial Norma.

Bombara, Paula (2005)”El mar y la serpiente”, Buenos Aires: Grupo Editorial Norma.

Falconi, María Inés. (2010)”El secreto del tanque de agua”. Ilustraciones de María Jesús Álvarez. Buenos Aires: Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A.

Laragione, Lucía/ Shua, Ana María. “Diario de un viaje imposible”. Ilustraciones de Carlus Rodríguez

Maquieira, María Fernanda. (2013) “Rompecabezas”. Buenos Aires: Aguilar: Altea; Taurus; Alfaguara S.A.

Mariño, Ricardo. (2010)”La revolución”. Ilustraciones de Lucas Nine. Buenos Aires: Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A.

——————– (2010)”La invasión”, Ilustraciones de Lucas Nine. Buenos Aires: Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A.

Méndez, Mario. (2010) “El aprendiz”. Ilustraciones de Rodrigo Luján. Buenos Aires: Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A.

Paglieta, Silvia. (2012) “Darío”. Ilustraciones de  Alejandra Andreone, Natalia Revale y Florencia Vespignani. Buenos Aires: Editorial El Colectivo.

Pérez Sabbi, Mercedes. (2011)”Manuela en el umbral”. Ilustraciones de Muriel Frega. Buenos Aires: Editorial Edelvives.

Rendón, Graciela. “Mujeres de la historia, un tesoro en la memoria”. (2014) Ilustraciones de María Albásolo. Buenos Aires; Editorial Abran Cancha.

Vaccarini, Franco. (2014)”Fiebre amarilla”. Buenos Aires. Editorial Norma.

Valentino, Esteban. (2002)”Un desierto lleno de gente”. Buenos Aires: Editorial Sudamericana S.A.

Antologías

“Las otras islas”. (2012).Birmajer; Bodoc; De Santis; Juan Forn; Garland; Ramos; Sacheri; Suárez; Valentino. Buenos Aires: Alfaguara S.A.

“Quien soy”. Relatos sobre identidad, nietos y reencuentros. (2013). Bombara-Singer; Rivera-Wernicke; Andruetto- Istvansch; Méndez- Bernasconi. Buenos Aires: Calibroscopio Ediciones.


Nota de la Memoria y el Sol: mi agradecimiento a la prof. Lidia Blanco por compartir su conferencia en este blog.◘AM.

Acerca de primera infancia y literatura

En esta oportunidad, me interesa mencionar algunos documentos que tienen un abordaje teórico dirigido a primera infancia y literatura. Se trata de una selección que espera ir nutriéndose en próximas entradas. Comienza con este video en el cual Evelio Cabrejo sintetiza los puntos centrales de su línea de pensamiento en el marco del encuentro La familia y uno más. La lectura en casa que se desarrolló en Bilbao en 2008.

En la línea de lo expresado por Cabrejo en este video, pueden leer La lectura comienza antes de los textos escritos (1), artículo en el cual profundiza y se extiende sobre esta cuestión. (Tiene una marca de agua bastante grande que impide leerlo con total comodidad) .

El video que sigue recoge la ponencia Lectura en voz alta y desarrollo infantil temprano que este especialista leyó en el Encuentro Iberoamericano de Formación de Lectores en la Primera Infancia (2) que se desarrolló en Bogotá en 2012.

Evelio Cabrejo es el Vicepresidente de ACCES (Acciones culturales contra las exclusiones y las segregaciones), cuya Presidente es Marie Bonnafé, autora de Los libros, eso es bueno para los bebés. En sus páginas puntualiza en una serie de experiencias de lectura dirigidas a la primera infancia  y fundadas en su trabajo en ACCES  para teorizar acerca de la importancia de los libros y la literatura en esta etapa de la vida.

En este libro Bonnafé reflexiona sobre la animación a la lectura y la forma en que los bebés se vinculan con los libros. Bajo el título Leer por nada ella sostiene que

Proporcionar libros a los bebés no significa proponer una forma de aprendizaje precoz de la lectura. Se trata de rehabilitar el juego con narraciones por medio de un contacto lúdico con el libro, un objeto sorprendente, con demasiada frecuencia reservado a una minoría y encasillado en un concepto cultural estrecho. Los libros deberían estar presentes en la vida cotidiana de todos los niños, sin ninguna restricción y sin buscar ningún beneficio inmediato. Con los primeros cuentos y con las rimas sólo debemos de buscar el placer de los pequeños y de los adultos. (Bonanafé, p. 36)

Y remarca que no debe esperarse un aprendizaje precoz de la lectura, ya que ésta “es un tomar distancia con las situaciones vividas” y además el niño o la niña tienen que tener la oportunidad de divertirse con el texto.

Bonnafé también se refiere a la diferencia entre la lengua fáctica y la lengua del relato, a que los bebés saben que el texto tiene un valor, a las formas en que intervienen los padres.

Al respecto señala lo siguiente:

Muy a menudo, los adultos, con buenas intenciones interrumpen el encanto de una lectura para “explicar” una parte del sentido de la historia, una palabra, una letra, a un muy joven aficionado que sólo está empeñado en domeñar el poder de las palabras y de los signos. ¡Sin embargo, esos mismos adultos no se planteaban tantos problemas cuando canturreaban estribillos o canciones de cuna a un bebé más pequeño!

Los niños que aún no saben hablar bien no están listos para un razonamiento, y exigir de ellos una “comprensión” a nuestra manera produce en cambio un completo desfase. a nadie le viene la idea de explicar a su vecino el solfeo durante un concierto; es igual de inoportuno interrumpir la ensoñación de nuestro pequeño aficionado al proponerle lo que hay que entender o distinguir.

Al escuchar una historia, el niño se encuentra en su mundo privado donde él es el rey, y sería una lástima perturbarlo con explicaciones tan torpes como fuera de lugar. (Bonnafe, 66 y 67)

Por otra parte, dice que cuando se toma conciencia de las capacidades de los bebés se descubre el talento de los padres aún cuando éstos no sean lectores. Por ello, los mediadores no deben dejarlos de lado, por el contrario tienen que favorecer la relación con sus niñas y niños.

Cuando se cuenta una historia a un bebé, el placer que éste experimenta se refleja en su madre. Él posee un poder extraordinario: todo lo que hace, sus mímicas, sus gritos, los movimientos de su cuerpo, todo hace reaccionar a las personas que lo rodean. En el transcurso de esas sesiones de animación es este intercambio lo que da sentido a lo que sucede entre el narrador, el niño y sus padres. (Bonnafé, 68)

Bonnafé aborda también entre otras cuestiones muy importantes, aquellas referidas a la música de las palabras y la música del relato, a las ilustraciones, a la variedad de géneros y al itinerario lector que va construyendo el bebé a partir de sus elecciones estéticas. 

La autora alerta sobre “los demonios de la rentabilidad” y de lo meramente utilitario y brinda reflexiones sobre la visión en torno a la primera infancia y sobre el trabajo realizado por ACCES.

Al final del libro incluye una selección bibliográfica que está recomendada por Eva Janovitz.

Otro libro fundamental es La casa imaginaria. Lectura y literatura en la primera infancia, de Yolanda Reyes. En sus páginas, la autora recoge la experiencia de trabajo en Espantapájaros Taller, un espacio que se fundamenta en la idea de modificar los esquemas tradicionales de acercamiento a la lectura que la conciben como un simple proceso académico y en la convicción de que dicho acercamiento está ligado al desciframiento vital que involucra tanto lo cognitivo y lo emocional, y que el mismo debe emprenderse desde el comienzo de la vida.

El contenido central abordado por Reyes en este libro es el itinerario lector en la primera infancia desde que el bebé se encuentra en la panza de su mamá hasta el comienzo de la alfabetización con el objetivo de situar, desde la relación con el lenguaje, el lugar que ocupa la literatura y su estrecha conexión las preguntas y necesidades de los chicos. (Reyes, 14).

Dice la autora

No dejo de asombrarme al constatar que nos vamos nutriendo de las palabras y de los símbolos que otros nos han legado; que recurrimos a las historias para descifrarnos desde  muy temprano. Al igual que aquellos antiguos hombres que iban juntando tablillas de arcilla para crear significado, he presenciado, ese destello de iluminación en mis primerísimos lectores cuando abren un cuento y empiezan a inventar, con la ayuda de las voces más amadas, su propia historia. (Reyes, 12)

El libro está estructurado en seis capítulos. En el primero Yolanda Reyes reflexiona acerca de los cimientos de lo que ella -basándose en un texto de Graciela Montes- denomina la casa imaginaria y de esta cuestión de leer en la primera infancia. Estos cimientos están fundamentados en una serie de paradigmas  en torno a las investigaciones realizadas por la neurología en relación a la arquitectura cerebral, a los factores socioemocionales que intervienen, a la concepción del desarrollo entendido como una espiral y no como una línea en ascenso; también en los paradigmas sobre el desarrollo infantil que se vinculan con el abordaje que la semiótica, la lingüística y la crítica literaria tienen sobre el acto lector: un proceso de construcción de sentido, un diálogo permanente de negociación de sentidos entre un autor, un texto (verbal o escrito) y un lector en un contexto sociocultural cambiante. Es por eso que Yolanda Reyes dice que:

Las primeras relaciones entre el bebé y su madre cobran crucial importancia como la matriz o ‘el nido’ de todo acto de lectura. (Reyes, 25)

En coincidencia con Cabrejo y Bonnafé, para Reyes la historia humana demuestra que desde el comienzo los seres humanos necesitamos no sólo estar nutridos y atendidos en el plano fisiológico sino que necesitamos de las palabras y del afecto que ellas portan para sobrevivir y señala:

El énfasis en el ritmo y la prosodia y la carga melódica que imprime la voz adulta al dirigirse a los bebés demuestra que portamos, como equipaje evolutivo de la especie, una cadencia que trasciende el uso utilitario del lenguaje y que, más allá del significado literal de las palabras, trasmite una experiencia estética. De esos poderes mágicos y curativos del lenguaje es testimonio la tradición oral que existe en las diversas lenguas y culturas y a la que recurrimos los adultos, en presencia de una criatura, como legado compartido del que podemos echar mano, para calmarlo o arrullarlo.

La literatura, ese texto a tantas voces que alberga, expresa y recoge nuestra sed de encantamiento, reúne las huellas de la ancestral fascinación por el poder de las palabras que han ido dejando los que han pasado antes y que también nosotros dejamos, como impronta, a los recién llegados. (Reyes, 28 y 29)

Del segundo capítulo al quinto la autora se ocupa del desarrollo infantil en relación a la conformación del itinerario lector, haciendo hincapié en la literatura. El capítulo sexto contiene una selección de libros literarios dirigidos a la primera infancia.

A lo largo de toda la obra, la autora se basa y retoma lo planteado por Evelio Cabrejo, Jerome Bruner, Graciela Montes,  Mary Eming Young, D. Winicott, L. Vigotsky, T. B. Brazelton, Daniel Stern, Kyra y Annete Karmiloff, Daniel Goldin, Federico García Lorca (en relación a las canciones de cuna), Bertrand Cramer, Marie Bonnafé y Emilia Ferreiro, entre otros.

A través de su trabajo comprometido y abocado en la importancia fundamental de la lectura en la primera infancia, Yolanda Reyes sostiene que la formación de un lector es tanto un acto cultural como político. Es por ello que enfatiza en la necesidad de desarrollar una política inclusiva y de equidad en cuanto a la adquisición del capital simbólico representado por el lenguaje que tenga en cuenta los postulados y paradigmas actuales en torno a esta etapa de la vida que es crucial para el desarrollo de los seres humanos.

Esta política de inclusión y equidad requiere de un trabajo sostenido en el tiempo, grupal y multidisciplinario entre el Estado, la escuela, la familia y otros sectores de la sociedad que garantice la inversión en la formación y capacitación de mediadores de lectura (padres, maestros, bibliotecarios) y la dotación de materiales para que todos los niños y niñas tengan derecho a la lectura y así puedan conformar su propia voz, darle sentido a sus vidas y construir sus propias historias individuales y colectivas.

Pueden leer también el documento La lectura en la primera infancia, elaborado a solicitud del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe – CERLALC, por Yolanda Reyes.

En la Web hay publicados varios documentos de Yolanda Reyes, algunos de esos textos están disponibles en la página de Espantapájaros, y también hay documentos audiovisuales. Por ejemplo:

En este blog pueden leer si lo desean:

Hay otra publicación que toma la línea teórica de Cabrejo, Reyes, Brunner que aborda  la cuestión de los ambientes de lectura. Se trata de Lenguajes y ambientes de lectura. Derechos y orientaciones culturales para la primera infancia.  Ha sido publicado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar-ICBF, el Ministerio de Cultura de Colombia, la Fundación para el Fomento de la Lectura-Fundalectura, la Fundación Rafael Pombo, la Fundación Carvajal y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, Cerlalc.

Otro libro para destacar es Leer con placer en la primera infancia: abrir un libro… abrir el mundo, de Lidia Blanco, en el cual el primer capítulo se centra en la definición de literatura y en los criterios fundamentales para poder seleccionar dentro de una enorme cantidad de libros dirigidos a los chicos aquellos que son literarios.

Como dice Lidia

Los libros de literatura tienen una zona de claridad y otra en sombras. Justamente lo oculto es lo que más nos conmueve. Tal vez por eso la literatura es tan atractiva para los niños que sueñan naturalmente con seres imaginarios, con piratas bravíos, con las voces de la luna. Lo que debe mover nuestra mano cuando elegimos una historia para leerle a un niño, es la búsqueda de ese misterio que exploraremos junto a él. Tal vez el niño sea el que descubra el secreto y nos sorprenda con su lucidez. De modo que ingresaremos con él a un cuento, a un poema y, desde adentro mismo del texto, podremos compartir la modesta felicidad que brinda la palabra poética. (Blanco, p. 9)

Los capítulos que siguen abordan las canciones de cuna, la poesía, los derechos de la infancia en los libros infantiles y también la cuestión de género. Acompaña al marco teórico propuesto por Lidia Blanco, una serie de citas, referencias a diversos autores y también propuestas de actividades.

Un documento disponible en línea es Leer con bebés: cantos y cuentos en el jardín maternal, en el cual Lidia Blanco se refiere a una experiencia de capacitación coordinada por ella en la Villa 15 conocida como Ciudad Oculta. Se trató de la inauguración de un jardín maternal y una bebeteca y de la capacitación de las maestras y las mamás. Colaboraron en este proyecto los escritores Sandra Comino, Claudia Sánchez y Esteban Valentino.

Otro documento disponible en línea es Leer es contagioso, de María Inés Bogomolny y Mabel Tarrío. El mismo se realizó en el marco del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria implementado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y con la cooperación de Unicef-Argentina.

Como se señala en dicho cuaderno de trabajo, Leer es contagioso

❥ Recorre el camino por el cual un niño se relaciona con los libros y comienza a hacerse lector.

❥ Revaloriza la función del adulto como facilitador y contagiador del deseo de leer.

❥ Propone brindar, a los niños y sus familias, la posibilidad de tomar contacto cotidiano con los libros para disfrutar, para informarse, para conocer realidades y ficciones.

❥ Cuenta con sugerencias de actividades para compartir con los grupos de familias y vecinos.

❥ En la sección “Para pensar juntos”, interrogantes y sugerencias invitan a reflexionar sobre la realidad y las costumbres de cada barrio o localidad.

❥ Los lectores tendrán la posibilidad de completar los cuadernos con sus propios relatos, canciones, leyendas, ideas y propuestas.

❥ Invita a leer, leer y leer…

Otro texto de María Inés Bogomolny en el cual reflexiona acerca de la lectura en la primera infancia a partir de su experiencia como mediadora es Leer es contagioso. El inicio del camino lector: los mediadores y sus huellas. El mismo se encuentra publicado en el libro Artepalabra compilado por María Emilia López.

En el mismo libro encontrarán una serie de textos escritos por Yolanda Reyes, Mirta Colángelo, Iris Rivera, Laura Devetach y Gustavo Roldán, entre otros autores, como también entrevistas. En muchos de esos artículos se aborda a partir de un marco teórico y de las experiencias realizadas la cuestión de la lectura en la primera infancia.

La editorial Novedades Educativas tiene varios libros publicados en relación a esta temática en particular, por ejemplo, Lecturas para inventar y disfrutar. Proyectos y actividades de mediación literaria, de María Julieta Sánchez; Niños, cuentos y palabras: experiencias de lectura y escritura en la educación infantil compilado por Silvia Nora Itkin; Literatura infantil: una invitación al mundo de la fantasía, de Graciela Montes y otros autores; Proyectos con literatura: recorridos con fantasía, de Liliana Waidler y otros autores.

Para finalizar esta primera selección de documentos teóricos sobre primera infancia y literatura, los invito a leer una entrada anterior que publiqué en septiembre pasado y que se refiere a libros que tratan desde lo teórico la poesía infantil. Varios de esos libros dedican algunos capítulos a la lectura de poesía dirigida a la primera infancia. Pueden leerla haciendo clic AQUÍ.◘ AM.


NOTAS

(1) Este documento y los otros cuyos títulos están resaltados en color anaranjado están disponibles en línea haciendo clic sobre esos títulos.

(2) Las memorias del Encuentro Iberoamericano de Formación de Lectores en la Primera Infancia está disponible AQUÍ. Incluye las ponencias de Evelio Cabrejo y Yolanda Reyes.

BIBLIOGRAFÍA

Blanco, Lidia. Leer con placer en la primera infancia: abrir un libro… abrir el mundo. Buenos Aires: Novedades educativas, 2008 (0 a 5,  La educación en los primeros años)

Bonnafé, Marie. Los libros, eso es bueno para los bebés. México : Océano, 2008 (Ágora)

Itkin, Silvia Nora. Niños cuentos y palabras: experiencias de lectura y escritura en la educación infantil / compilado por Silvia Nora Itkin. Buenos Aires: Novedades educativas, 2009

Lenguajes y ambientes de lectura: derechos y orientaciones culturales para la primera infancia. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Ministerio de Cultura, Fundación Carbajal, 2014. Disponible en: http://www.icbf.gov.co/portal/page/portal/ContenidoPrimeraInfanciaICBF/Documentaci%C3%B3n/Documentos-2014/Junio/AMBIENTES.PDF

López, María Emilia. Artepalabra. Voces poéticas de la infancia /compilado por María Emilia López. Buenos Aires: Lugar (Relecturas)

Reyes, Yolanda. La casa imaginaria: lectura y literatura en la primera infancia. Bogotá : Norma, 2007 (Catalejo).

Sánchez, María Julieta. Lecturas para inventar y disfrutar: proyectos y actividades de mediación literaria. Buenos Aires: Novedades educativas, 2013 (0 a 5,  La educación en los primeros años)

VV.AA. Literatura infantil: una invitación al mundo de la fantasía. Buenos Aires : Novedades educativas, 1999 (0 a 5,  La educación en los primeros años)

Seminario de literatura juvenil de autores argentinos “Narrativa juvenil: un desafío para el mediador”, a cargo de Lidia Blanco – FFyL – UBA

Comparto la información sobre el seminario que dará la profesora Lidia Blanco en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA en el marco de la Maestría en Análisis del Discurso:

 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

MAESTRÍA EN ANÁLISIS DEL DISCURSO

Año 2015

 

SEMINARIO DE LITERATURA JUVENIL DE AUTORES ARGENTINOS

“Narrativa juvenil: un desafío para el mediador”

CARGA HORARIA: 32 horas

CUATRIMESTRE: Primer Cuatrimestre 2015

HORARIO:   Sábados 13 a 17 horas

FECHA DE INICIO:    9 DE MAYO

AULA: 12 5to. Piso.

Docente a cargo del Seminario: Prof. Lidia Blanco  

Información e inscripción

Sede Puan: 4432-0606 Interno 189   Maestría de Análisis del Discurso

Cronograma de las clases

9/5    16/5   23/5  30/5 

 1/6    8/6    15/6   23/6

Destinatarios:

DOCENTES, BIBLIOTECARIOS,  ESCRITORES, ILUSTRADORES, PROFESIONALES VINCULADOS CON LA FORMACIÓN LECTORA DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES.

I- Introducción a los fundamentos teóricos del seminario

Los procesos de cambio gestados en la 2da. Mitad del Siglo XX en el campo de las ciencias sociales, el arte, y las investigaciones científicas, se reflejaron en el ámbito académico y en las diferentes representaciones del sujeto social y su lugar en el mundo. La 2da. Guerra Mundial había derrumbado certezas en supuestos cambios económicos y políticos que beneficiarían la calidad de vida de la sociedad humana. Por el contrario, el sistema capitalista entró en crisis, aumentó la desocupación, las guerras continuaron, y el hambre y la miseria se convirtieron en noticias cotidianas en los medios masivos de comunicación.

La apropiación de las nuevas ideas sobre el sujeto social tomó fuerza y afianzó el surgimiento de movimientos sociales y colectivos que consideraron la Convención de Derechos Humanos, como eje para una transformación y la construcción de un mundo mejor, con garantías de justicia y equidad para todos los habitantes del planeta. El Siglo XXI despuntó con reclamos de los sectores más desfavorecidos, y se conformó el Foro Mundial Social que tomó iniciativas contra la globalización económica.

El campo cultural se vio tensionado por visiones contrapuestas acerca de la representación simbólica del mundo, las creencias religiosas, las formas de gobierno que debían sustentarse. La literatura infantil y juvenil formó parte de estas discusiones ideológicas y políticas, de modo que se fueron conformando diferentes colectivos intelectuales, integrados por escritores, ilustradores, especialistas en el tema y docentes de todos los niveles educativos.

En Argentina las transformaciones tuvieron una fuerte interrupción durante la dictadura militar (1976-1983) y es la democracia la que abre la puerta con amplitud al debate, y a la creatividad de los autores que sintieron libres sus ideas y su estética para formular nuevas propuestas en el campo LIJ.

En aquel tiempo histórico se había prohibido la lectura de muchos autores en las escuelas públicas y privadas. La literatura infantil fue observada como arma peligrosa de difusión de ideas opuestas al ideario del gobierno de la dictadura. Entre los autores prohibidos figuraron Laura Devetach, Horacio Quiroga, Elsa Bornemann y María Elena Walsh.

El retorno de la democracia en 1983 permitió la reactivación de la producción de obras, se abrieron nuevas editoriales que las publicaron, y comenzó un importante proceso de construcción de discursos en el libro para niños con modalidades que reflejaban los cambios que ya  habían ocurrido en otras regiones del mundo. También es posible observar formas absolutamente propias, nacionales, que en algunos casos retoman raíces históricas, tradiciones y personajes de la cuentística popular, y en otros recrean formas del discurso literario adulto presentes en autores nacionales y latinoamericanos.

Como parte de este proceso de construcción del discurso de la LIJ, comenzaron  a producirse diferentes ensayos sobre la cuestión “literatura para la infancia”, que van mostrando un acompañamiento teórico a las nuevas líneas de creación en el discurso.

Los aportes de la autora Graciela Montes resultan en este sentido irrenunciables para acceder a la comprensión de la construcción del campo de la LIJ argentina. Su  abundante producción de obras de ficción es tan cautivante como sus ensayos sobre la literatura y su lugar en el mundo de la infancia.

En una de sus conferencias sobre el tema, nos aporta estas reflexiones acerca de las nuevas tendencias en el discurso que se afirmaron con la democracia en un grupo de autores al que ella pertenece:

En general veníamos de la literatura, es decir que éramos lectores, y, cuando escribíamos, teníamos ilusiones de literatura y no de escuela. Hacíamos entrar en el imaginario otro tipo de historias. Nos negábamos a las moralejas. Nos gustaba urticar. No éramos solemnes. Recurríamos al humor. Y usábamos otro tipo de lenguaje. Un lenguaje cercano, menos neutro y más propio, más vital. Como éramos lectores de literatura, solía haber intertextos, un cierto diálogo con la literatura argentina y mundial que nos precedía; ese vínculo con la literatura adulta resultaba bastante novedoso. (Montes: 68)

Otra autora que abre ventanas en la tarea del investigador es Laura Devetach, infatigable inventora de mundos imaginarios, y pensadora severa en el campo de la lectura y su función en la construcción de identidades. Analiza la literatura contextualizándola en el mundo globalizado, como un producto cultural dependiente de ese contexto, pero con marcas propias que la identifican con una historia singular:

La globalización es un hecho, no nos da la posibilidad de aceptarla o no. Por eso, trabajar a sabiendas con las incertidumbres, esgrimir las dudas, es pensar de una manera diferente, abrir espacios. Es indispensable ser conscientes de  que la cultura tiene redes que nos abarcan a todos, aún a los se desea expulsar; que mal o bien pertenecemos a un marco común, al pueblo argentino, al idioma castellano. Y que todos compartimos semejanzas y diferencias con otros países latinoamericanos. (Devetach: 122)

María Teresa Andruetto puso en movimiento con el título de su libro “Hacia una literatura sin adjetivos”, conceptos que hoy recorren espacios dentro del campo de la educación y de la investigación académica.

La primera certidumbre de un escritor es aprender a leer la vida de los otros, ser quien mira y también quien otorga sentido a lo que ve. Quien escribe es un testigo que mira desde un determinado punto de vista y que deja que ese sitio, ese lugar del mundo del que proviene, impregne su modo de mirar. Parafraseando a Alejandra Pizarnik, podríamos decir que una mirada desde la alcantarilla puede ser también una visión del mundo. Puede serlo tanto como una mirada desde el centro del camino. El secreto no está allí, el secreto está en la intensidad, está en mirar hasta pulverizarse los ojos. (Andruetto: 47)

La tarea fundamental del investigador es ingresar como observador crítico a diversos núcleos problemáticos en el discurso de la LIJ argentina. Uno  de ellos, tal vez el más importante, es el conocimiento de las reglas que establece el mercado editorial contemporáneo. Dichas reglas no siempre respetan la calidad de la obra de literatura, como punto de partida para editarla. En muchos casos se subestima al receptor o no se toma en cuenta la responsabilidad adulta en la educación literaria de niños y  jóvenes.

Otro núcleo problemático se refiere a la representación de infancia y de adolescencia que circula en el campo de la LIJ argentina. La cuestión de la infancia tiene su historia singular dentro del campo de la literatura para niños. Especialistas, autores, ilustradores, se han ocupado de abordar un tema que pertenece  al campo psicológico, filosófico, antropológico y también al terreno político y en algunos casos al religioso. De esta manera se configuraron posicionamientos en muchos casos enfrentados acerca de los rasgos propios de la infancia en los procesos de apropiación de la literatura, que debían ser tenidos en cuenta a la hora de producir un libro de literatura.

Un tercer núcleo problemático que se tomará como objeto de estudio, es el canon teórico-literario establecido en el campo  de la LIJ nacional. Junto a los  arquetipos esclerosados, nacen los nuevos discursos y las rupturas que se concretan en determinadas obras. Las rupturas marcan un avance en el desarrollo del género que busca independizarse de las presiones socio-culturales en las que se produce determinada escritura

La investigación que incluye contenidos provenientes de diferentes disciplinas es sin duda el camino para poner en evidencia el muro de censuras que no se ve y que ya no está expresado en documentos o decretos referidos a la creación específicamente. Los prejuicios, la ideología del terrorismo de estado, deben ser tomados en cuenta en el análisis de lo que sucede con los autores, los editores,  los docentes, los niños y los jóvenes en el presente. La subjetividad de los emisores y los receptores  continúa atravesada por la historia.  En la producción de libros en la actualidad, intensa y en apariencia sin censura, que ocurre con la llegada de la democracia, están ausentes muchas situaciones de la vida cotidiana de los argentinos y también de la historia.

La literatura juvenil

En el presente seminario se abordará la lectura y la reflexión de novelas juveniles, es decir, obras literarias con destinatario adolescente. Entendemos por adolescente al ser humano que va en proceso de crecimiento y de conformación de una identidad. Ese proceso se inicia generalmente alrededor de los diez años, y a ese período lo llamamos preadolescencia. Ese proceso continúa su desarrollo hasta alcanzar lo que consideramos adolescencia propiamente dicha que puede alcanzar los dieciséis o dieciocho años. Sin embargo la denominación “literatura juvenil”, no especifica con exactitud cuándo termina la adolescencia, justamente porque esta novelística comprende en muchos casos a un público adulto que se encuentra cómodo en este nivel lector.

La escuela media nos ofrece al adolescente en plenitud, con todos sus conflictos de identidad, sus dudas sobre la sexualidad, la propia y la ajena, y su tremenda curiosidad para comprender qué cosa sucede en el mundo contemporáneo. Le interesan los problemas referidos a la intimidad de la vida familiar, pero también aquellos problemas que afectan a una sociedad en su aspecto cultural, económico y social.

Las obras elegidas para este seminario intentan ofrecer una fotografía de las tendencias que actualmente se presentan en la Literatura Juvenil argentina. Se planteará pues en nuestro seminario diversos interrogantes: ¿Cómo verificar la verdadera calidad de una obra literaria? ¿Estarán los lectores de obras de literatura juvenil en condiciones de emitir juicios críticos acerca del valor artístico de un texto? ¿Cuál es el rol del selector de textos? ¿Cuál es el rol del escritor? ¿Cuáles son las decisiones que le caben al adolescente? Para abordar la respuesta a estos interrogantes desarrollaremos actividades de lectura de textos teóricos y de textos de literatura con destinatario juvenil de reciente edición. El objetivo de nuestros encuentros será  establecer algunas pautas de reflexión para aproximarnos a obtener algunas conclusiones.MONTES, Graciela. (2003)”Literatura infantil. Creación, censura y resistencia.”

Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

DEVETACH, Laura. (2003)”La construcción del camino lector”. Artículo en “Escuelas que hacen Escuela II .”Organización de Estados Iberoamericanos. Argentina.2003.

ANDRUETTO, María Teresa. (2009) “Hacia una literatura sin adjetivos”. Córdoba, Argentina: Comunicarte. Página 47.

II- Objetivos

  1. Propiciar la lectura de diferentes obras teóricas relacionadas con la LIJ, su historia, sus tensiones y sus tendencias actuales en Argentina.
  1. Iniciar a los participantes en el conocimiento de obras de literatura argentina para jóvenes producidas en diferentes contextos históricos para su análisis y evaluación crítica.
  1. Estimular la creación de un espacio de investigación para los especialistas dedicados a la LIJ y que actualmente se desempeñan en diversas instituciones educativas del país.

III-  Contenidos

A- Introducción al estudio de la literatura para niños y jóvenes. Investigaciones de Marc Soriano. Propuestas de análisis del texto literario desde el punto de vista de Gemma Lluch. La autonomía del escritor y las tensiones en el campo editorial. Aportes de Graciela Montes y de María Teresa Andruetto a la reflexión sobre estas cuestiones.

¿A qué llamamos adolescencia? Lectura y reflexión de la obra “La adolescencia normal” de Arminda Aberastury y Mauricio Knobel. Los ideales de los adolescentes. La rebelión ante el mundo adulto. El contexto y sus marcas en la subjetividad.

B- Propuestas narrativas de autores nacionales.

Liliana Bodoc. Noticia biográfica. Obras publicadas para niños, adolescentes y adultos. La exploración de la Otredad en dos novelas de la autora. Tendencias poéticas en el discurso narrativo de la autora.

*El espejo africano” (2008).Buenos Aires: SM. .

*El perro del peregrino” (2013).  Buenos Aires: Alfaguara. Serie Roja.

Lydia Carreras de Sosa.  Noticia biográfica. Problemas éticos en el ámbito social público y privado en su producción para adolescentes. La ruptura con formas habituales de la novelística joven.

*El juramento de los Centenera”. (2009) Buenos Aires: Edelvives.

*Si alguien te espera”. (2011) Buenos Aires: Macmillan. 2011

Laura Escudero. Noticia biográfica. Situaciones humanas de enfrentamiento de los débiles con los poderosos. La organización y la solidaridad en los objetivos de los personajes adolescentes. Exploración de la crueldad y el despotismo como aspectos de la identidad humana del Poder.

*El rastro de la serpiente”. (2011) Buenos Aires. SM. Premio Barco de Vapor. SM.

“Encuentro con Flo”. (2005) Buenos Aires: SM.

Eduardo Dayan. Noticia biográfica. Obras del autor relativas al amor adolescente y su manera particular de manifestarse. Exploración del despertar sexual en diferentes contextos. Tensiones del adolescente con el mundo adulto y la sociedad en la que debe desarrollar su identidad.

*Palomas son tus ojos”. (2002). Bogotá. Colombia. Grupo Norma. Premio Norma Fundalectura 2002.

*¿Y si pasa noviembre sin tus ojos?” (2006) Quito. Ecuador: Ediciones  Libresa.

Inés Garland. Noticia biográfica. Tensiones sociales en la década del 70´. El mundo de la marginalidad y la pobreza expresado en jóvenes que defienden valores humanos y se potencian en la construcción de otra sociedad. El amor entre protagonistas que habitan diferentes lugares económicos y sociales. La dictadura y sus víctimas. Memoria, verdad y justicia.

*Piedra, papel o tijera”  (2009) Buenos Aires: Alfaguara.

Carlos Marianidis. Noticia biográfica. La adolescencia en tiempos de la dictadura militar. Espacios familiares tensionados por el clima de opresión y amenaza. El mundo en la mirada de un adolescente que debe descifrar enigmas de su realidad inmediata. Recorrida por las formas de censura a las expresiones artísticas en diferentes momentos de la historia narrada.

*Prohibido soñar”. (2012) Buenos Aires: Grupo Macmillan.

*Corazón de Colibrí”. Bogotá. Colombia: Libros & Libros S.A.

IV- Bibliografía

ARENDT, Hannah. La condición humana. Buenos Aires. Paidós.  Estado y Sociedad.  2004.

BENJAMIN, Walter: Escritos.  La literatura infantil, los niños y los jóvenes, Buenos Aires Ediciones Nueva Visión, 1989.

BAJTÍN, M. M., Estética de la creación verbal, México, Siglo XXI Editores, 1997, séptima edición en español.

BRUNER, Jerome: La fábrica de historias, Derecho, Literatura, Vida. México, Fondo de Cultura Económica, 2003.

BRUNER, Jerome: Realidad mental y mundos posibles.  Barcelona. Gedisa.1998.

CAMPBELL Joseph: El héroe de las 1.000 caras, Psicoanálisis del mito. México, Fondo de Cultura Económica, 1980.

CARLI, Sandra. La memoria de la infancia. Estudios sobre historia, cultura y sociedad. Paidós.2011

COLASANTI, Marina: Fragatas para tierras lejanas.  Conferencias sobre literatura. Traducción de Elkin Obregón, Bogotá, Ed. Norma, Catalejo, 2005.

COLOMER, Teresa: La formación del lector literario.  Barcelona, Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1998.

CHARTIER, Roger: Cultura escrita, literatura e historia. Fondo de Cultura Económica. 1999.

 CHARTIER, Roger: El mundo como representaciónHistoria cultural: entre práctica y representación. Barcelona, España, Gedisa, 1999.

DOLTO, Françoise: La causa de los adolescentes, el verdadero lenguaje para dialogar con los jóvenes. Traducción de R.M. Bassols. Barcelona, España, Seix-Barral, 1990.

ECO, Umberto: Entre mentira e ironía, Barcelona, Lumen, 1998.

ECO, Umberto: Lector in fabula. Barcelona, Lumen, 1982.

ECO, Umberto: Seis paseos por los bosques narrativos, Barcelona, Lumen, 1996.

HELD, Jacqueline, Los niños y la Literatura fantástica, Buenos Aires, Paidós, 1985.

JOLIBERT J./ GLOTON, R:  El poder de leer. Gedisa. Barcelona.1978.

JOLIBERT, Josette: El poder de leer, Grupo GFEN, Barcelona, GEDISA, 1982.

LEWKOWICZ, Ignacio. Pensar sin estado. La subjetividad en la era de la fluidez. Paidós. Barcelona/México/Buenos Aires.

LLUCH, Gemma: Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles, Bogotá, Ed. Norma, Catalejo, 2005.

MACHADO, Ana María: Clásicos, niños y jóvenes. Premio Cecilia Meireles. Traducción de Santiago Ochoa, Bogotá, Ed. Norma, Catalejo, 2005.

MACHADO, Ana María. Buenas y malas palabras. Buenos Aires Editorial Sudamericana.1998.

MONTES, Graciela/MACHADO, Ana María. Literatura Infantil. Creación, Censura y Resistencia. Buenos Aires.  Editorial Sudamericana. 2003.

MONTES, Graciela, La frontera indómita.  En torno a la construcción y defensa del espacio poético. México, Fondo de Cultura Económica, Espacios para la Lectura, 1999.

ONG, Walter:   Oralidad y escritura.  Tecnologías de la palabra. , México, fondo de Cultura Económica, 2000.

SORIANO, Marc: La Literatura para niños y jóvenes, Guía de exploración de sus grandes temas. Trad. y notas de Graciela Montes. Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1995.

PETIT, Michèle: Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura, Traducción de Rafael Segovia y Diana Luz Sánchez.  México, Fondo de Cultura Económica, 1999.

SARLO, Beatriz. Escenas de la vida posmoderna. Buenos Aires Anagrama.1997.Ensayo.

Espacio LIJ – La Nube

Compartimos en este espacio los lineamientos principales de Espacio LIJ, un proyecto de investigación y producción de crítica literaria de obras infantiles y juveniles que estamos desarrollando en La Nube bajo la coordinación de la profesora Lidia Blanco  y la consultoría del señor Pablo Medina.

ESPACIO DE INVESTIGACIÓN Y PRODUCCIÓN DE CRÍTICA LITERARIA DE OBRAS INFANTILES Y JUVENILES

Coordinación general

Profesora Lidia Blanco

Consultor general y asesor bibliográfico

Señor Pablo Medina

Integrantes del equipo de investigación y crítica literaria:

Profesoras María Jesús Bóveda; Julia Cittá; Silvia Delucchi; Viviana Keegan; Alejandra Moglia; Alma Rodríguez; Laura Slutsky; Lorraine Sly.

Lugar de encuentro

Organización La Nube

Jorge Newbery 3537   CABA

4552.4080

Enunciado de principios ideológicos, políticos y culturales.

1- Acuerdo y defensa de los proyectos políticos y culturales de países que encabezan el proceso de liberación y transformación de América Latina: Argentina, Cuba, Venezuela, Brasil, Uruguay, Ecuador y Bolivia.

2- Adhesión a las Convenciones de Derechos Humanos, Derechos de la Infancia y Derechos de la Mujer.

3- Reconocimiento de las luchas de los pueblos originarios por la reconquista de sus derechos ciudadanos avasallados por los conquistadores.

4- Valoración y difusión de aquellos  textos literarios que favorezcan las culturas identitarias del continente.

 

Propuesta de trabajo

Objetivos

1- Fortalecer la institución La Nube como espacio de lectura y de investigación para docentes, bibliotecarios, especialistas  e investigadores en LIJ.

2- Promover la producción y publicación de artículos y ensayos referidos a obras literarias para niños y jóvenes que amplíen la visión de la historia y de las luchas de los pueblos latinoamericanos.

3- Promover el intercambio solidario de experiencias y saberes vinculados con la circulación de literatura en escuelas, bibliotecas, organizaciones barriales, centros de salud, centros de detención carcelaria y espacios académicos.

 

Metodología

Reuniones periódicas para los siguientes fines:

Conversar y analizar las posibles temáticas de investigación, la selección del corpus literario y la bibliografía teórica de consulta.

Presentación y lectura de las producciones obtenidas durante el proceso de investigación.

Consultas programadas con las coordinadoras y/o el asesor bibliográfico.

Divulgación de las investigaciones publicadas a través de la Organización La Nube.

Seminario “Travesías de héroes y heroínas en obras literarias destinadas a la infancia y la adolescencia”, a cargo de Lidia Blanco

Comparto información sobre el próximo seminario de literatura para niños y jóvenes que dictará Lidia Blanco en La Nube:

Seminario

Travesías de héroes y heroínas en obras literarias destinadas a la infancia y la adolescencia

Este seminario propicia la exploración de obras de autores de diferentes orígenes que otorgan a la infancia un rol protagónico destacado. De modo que abordaremos obras literarias editadas en la 2da. Mitad del Siglo XX hasta la actualidad con un elemento en común: niños, niñas y adolescentes activos, capaces de planificar cambios en la  historia, por su propio valor, y con una intencionalidad ética evidenciada en sus decisiones.

Compartiremos obras literarias de los siguientes autores: Esteban Valentino; Mónica Hughes; María Cristina Ramos; Claudia Sánchez; María Teresa Andruetto; Nilma Lacerda; Paula Bombara; Sandra Comino; Inés Garland; Laura Escudero; Carlos Marianidis.

CUATRIMESTRE: Primer Cuatrimestre 2015

HORARIO: Jueves 18 a 21 horas.

FECHA DE INICIO:    9 de abril 2015

DOCENTE A CARGO DEL SEMINARIO: Prof. Lidia Blanco  

CRONOGRAMA DE LAS CLASES

MES DE ABRIL:    9/4  16/4  23/4  30/4

MES DE MAYO:    7/5  14/5  21/5  28/5

MES DE JUNIO:   4/6  11/6  18/6  25/6

Inscripción e informes:

Organización La Nube

Jorge Newbery 3537- 4552-4080

talleres.lanube@gmail.com

Taller literario “De poetas y de locos…”, a cargo de Lidia Blanco

Comparto la información del taller literario que coordinará Lidia Blanco en La Nube:

“De poetas y de locos…”

Taller literario 

Un tiempo y un espacio de creación destinado a leer, escribir, jugar con las palabras, inventar mundos de ficción liberar la imaginación.
No se requiere experiencia anterior.
¡Todos a leer y a escribir!
 
CoordinaciónProfesora Lidia Blanco
 
Martes, de 18 a 20: 30 horas.
Inicio: 3 de marzo
Informes e inscripción:
Asociación La Nube – Infancia y Cultura
4552-4080
talleres.lanube@gmail.com