Laura Devetach, la construcción del camino lector y el fomento de la lectura

En una entrevista realizada por Elisa Boland para la Revista La Mancha – publicada también por la Revista Imaginaria-, y haciendo referencia a su camino lector,  Laura Devetach afirma: 

  “(…) De pronto algo de la realidad me prende una lucecita, un deseo, y justo aparece un texto que me llama. Tenemos con Gustavo una biblioteca muy grande, repuesta dos o tres veces, porque los libros de cabecera se nos pierden, pero siempre volvemos a los amores que andan, no muy ordenados, por los estantes… y entonces voy y leo un poco de San Juan de Cruz, de Santa Teresa, de Huidobro, un poco de Neruda, un poco de los poetas españoles, Lorca…”.

 

  El 27 de noviembre de 2006, la escritora dio una charla sobre Literatura Infantil en la ciudad de Resistencia, Chaco. Dicha charla fue cedida al Plan Provincial de Fomento de la Lectura del Gobierno de la Provincia del Chaco.  Entre los conceptos fundamentales vertidos por la autora –y ampliados luego en su libro “La construcción del camino lector”, publicado por Comunicarte, se destacan dos aspectos básicos y claves para fomentar el gusto lector, a saber:

  1) “No existen lectores sin camino y no existen personas que no tengan un camino empezado aunque lo no sepan” .

  2) Es de suma importancia reconocer tanto los textos internos como los externos.

 ¿Qué son los textos internos? La autora nos dice que son todos aquellos textos que pertenecen al mundo personal, algún texto que nos impactó por alguna razón, pueden estar completos o ser sólo fragmentos de poesías o cuentos, quizás frases guardadas en nuestra memoria o lecturas que no recordamos con claridad suficiente y se encuentran difusas pero que de una forma u otra siguen interviniendo en nuestras vidas.

 Los textos externos, en cambio, pertenecen al mundo colectivo. Devetach afirma que “los significados más profundos se codifican con las personas que tenemos al lado. Los sentidos se construyen en la vida cotidiana…”, y  remarca la necesidad de conciliar los textos internos con los externos para que se provoque ese encuentro entre lo personal y lo colectivo. Para ello propone hacer aflorar esos textos internos que nos movilizan y hacen rebrotar vivencias olvidadas y, también, vivencias de lecturas que habían quedado escondidas, por ejemplo, a través de la formulación de dichos populares, o de frases repetidas por nuestras abuelas.

Manifiesta, también, que cuando una persona descubre sus propios textos internos, se le abre un importante espectro alternativo en el cual se valorizan las disponibilidades poéticas o narrativas, como también aquellas que tiene para leer, para escuchar, etc. Dice la autora: “Se toma conciencia de que, en definitiva, el sonido de la vida está antes del sonido de la palabra y que las formas poéticas no son formas puramente técnicas y racionales creadas por un escritor en su escritorio”. Se apela, así, a la tradición cultural, a las costumbres, a la vida misma que se plasma a través de la palabra bajo diversas manifestaciones literarias.

 Para Devetach lo más importante es trabajar “sobre la toma de conciencia de la existencia concreta de un imaginario colectivo que hace pie en la cultura de la vida cotidiana”. Y en este punto el desafío es alejarse cuanto se pueda de lo que los medios de comunicación privilegian y masifican porque de lo que se trata es justamente de encontrar el imaginario colectivo.

 La autora también señala que “entre los recursos más eficaces para el crecimiento del camino lector, tanto personal como grupal, están el reconocimiento del deseo de leer y la satisfacción de tal deseo a través de los más variados textos. En especial los de ficción y poesía”. Y agrega que para que los chicos y las personas lean es necesario el libre acceso a los libros.

 Asimismo señala que uno de los recursos más eficaces para el crecimiento del camino lector –sea éste individual o grupal- consiste en reconocer el deseo de leer y la satisfacción de dicho deseo en textos variados, pero muy especialmente los de poesía y ficción.

 Sin libre acceso a los libros se hace imposible llevar adelante cualquier plan que destaque a nivel oficial la importancia de la lectura. Devetach remarca la necesidad de “crear espacios de lectura para ampliar el mundo, descubrir y aceptar múltiples formas de decir las cosas, conocer más de nosotros mismos al tener un diálogo diferente con la cultura escrita, aprender a no quedarnos en la cáscara de la realidad”.  

Lo que hacen la literatura y el arte es proponer universos complejos, muy ricos a los cuales se accede no sólo por la vía racional sino que también se hace a través del camino lector que se va construyendo. Gracias a los cuentos, poemas, diversas obras literarias a las que vamos accediendo en nuestra vida, nos posicionamos de una manera distinta en el mundo.

 Laura Devetach destaca, además, la importancia de “respetar los silencios y ensimismamientos después de leer o escuchar un texto”, y de tener una biblioteca variada en la comunidad, en la escuela, en la casa, o espacios en donde los adultos lean y hablen de lo que leyeron. Se necesitan adultos lectores que transmitan una actitud vital, un gusto por la lectura, para tener chicos lectores.

En relación al autor y a su actividad literaria destaca lo siguiente:

No creo ni en el uso instrumental de la literatura, ni en la creación de historias escritas expresamente para que los chicos no tengan miedo, comprendan problemas familiares, o superen traumas particulares. No creo en el uso unidireccional de ningún cuento ni del arte en general. Sí confío en la conexión amplia, libre, recurrente, curiosa, afectiva con la obra artística. Confío en la eficacia de esta conexión con pocas normas fijas porque es la que crea una zona para dejarse ser. Quizás una de las pocas y verdaderas zonas de libertad. Zona donde juegan la privacidad y la autonomía para leer y para escribir, en la vida de cada persona, en la vida del maestro, en la vida de los niños. La privacidad que pone en juego nuestras disponibilidades más profundas, que permite el ensayo y el error, el detectar el momento de la necesidad de recurrir al otro, a los otros. Poder entrar y salir del silencio, sabiendo que está legalizado como espacio. La autonomía para irse independizando, para incorporar los cambios, para usar las palabras que posee, para tener opiniones.”. 

 En una entrevista publicada por Educ.ar afirma: “Hay que alimentar los espacios poéticos con libros y arte”.

Es con libros y arte,  con literatura y adultos que lean que se llega a formar chicos lectores y libres. ◘AM

 

Bibliografía

Boland, Elisa. Entrevista con Laura Devetach. O de cómo escribir en la arena y construir una torre señera. En: Imaginaria Nº 77 (15 de mayo, 2002). Disponible en: http://www.imaginaria.com.ar/07/7/devetach.htm . Esta entrevista ha sido extraída de: Revista La Mancha. Papeles de literatura infantil y juvenil, Año 5,  N° 14  (Buenos Aires, mayo de 2001).

Devetach, Laura. La construcción del camino lector. Buenos Aires: Comunicarte, 2008

Devetach, Laura. La construcción del camino lector.  -Disponible en: http://www.chaco.gov.ar/Cultura/literatura/fomento/laura.htm

-Laura Devetach-. En: Educ.ar. -Disponible en: http://portal.educ.ar/noticias/entrevistas/laura-devetach-hay-que-aliment.php  (el nuevo enlace para acceder a la entrevista a Laura Devetach en Educ.ar es el siguiente: http://www.educ.ar/recursos/ver?rec_id=113214)

Más información sobre la autora

Laura Devetach. En: Audiovideoteca de Buenos Aires : Literatura. Disponibe en: http://www.audiovideotecaba.gob.ar/areas/com_social/audiovideoteca/literatura/devetach_bio_es.php

Laura Devetach“. En: Imaginaria Nº 21 (abril, 2000). -Disponible en: http://www.imaginaria.com.ar/02/1/devetach1.htm

Laura Devetach en Imaginaria“. En: Imaginaria Nº 134, (agosto, 2004). Disponible en: http://www.imaginaria.com.ar/13/4/destacados.htm

Anuncios

8 comentarios en “Laura Devetach, la construcción del camino lector y el fomento de la lectura

  1. Soy maestra y vivo en Paraná (Provincia de Entre Ríos) me gustaría contacterme con Laura Devetach.
    Gracias.

    1. Querida Gabriela,
      no tengo forma de contactarme con Laura Devetach. Hay una página de fans en Facebook pero no está hecha por la autora.

  2. Me gusto mucho el aprendizaje que nos deja!!! como en un texto logra revivir momentos de mi infancia!!!!!!Gracias. Algùn dia me gustaria conocerla.

Los comentarios están cerrados.